facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

La Alimentación del Potro

La Alimentación del Potro

Un año más estamos en la temporada de partos. Hemos cruzado nuestra yegua con un semental espectacular, le hemos asegurado a la yegua unos cuidados especiales; ha sido correctamente desparasitada; el veterinario le ha hecho el seguimiento; ha recibido, durante los tres últimos meses un 10%-20% más de energía a través de la dieta, que además debe tener un alto contenido vitamínico y.... ¡ya tenemos aquí un potro precioso! No hay que descuidarse, el futuro de esta joven “promesa” está en nuestras manos y su alimentación, a partir de ahora, determinará en un alto porcentaje, su rendimiento en la etapa adulta.

Cuando hablo con nuestros criaderos, la primera cosa que siempre me dicen es que están preocupados por el tamaño de sus potros. Cuanto más grande sean, más contentos los dueños. Sin embargo, empujar el crecimiento de un caballo joven, puede crear problemas de diversos tipos. Así que el objetivo principal de dar de comer a  un potro es que coman lo suficiente para crecer bien, pero no darles demasiado a fin de no provocarles estrés en sus sistemas. Hay que recordar que la mayoría de los caballos van a ser atletas de adultos, y un atleta gordo es el mas común.

Una vez nacido el potro, el siguiente paso es asegurar que la leche materna sea de buena calidad y prevenir los defectos de crecimiento que pudieran surgir como consecuencia de una dieta incorrecta o con carencias en elementos esenciales que comprometan la calidad de la lactancia.

Es común en los criaderos de España dar a la yegua, durante el período de lactancia,  alfalfa y avena. Como base, no está mal, pero hay que tener presente que la yegua necesita un 12,4% de proteína y un aporte suplementario de vitaminas durante los tres primeros meses si queremos enriquecer la leche que mamará el potro...¡hasta 100 veces diarias! La mezcla de alfalfa y avena no es suficiente.

En principio no hay contraindicaciones para suministrar un pienso rico en vitaminas o un suplemento, pero hay que tener cuidado. Es posible que el potro, a partir de las 2-3 semanas de vida, picotee de la ración de pienso de la madre y en este caso, habría que controlar el nivel de energía que recibe, las kilocalorías. El potro necesita un alto nivel proteínico para el desarrollo de huesos y tejidos, pero el nivel energético debe ser bajo, ya que se necesita que en los primeros meses de vida e incluso hasta el año y medio, adquiera una buena conformación de huesos, cartílagos y un desarrollo correcto de todas sus articulaciones. No se busca un rápido crecimiento a través de un pienso con un alto nivel energético, ni un potro gordo, puede estar “guapo” y sano a la vez.

Investigaciones con potros, llevadas a cabo durante los últimos cuatro años, han demostrado que algunas enfermedades óseas (OCD, epifitis...) detectadas en potros muy jóvenes tienen su origen en dietas que aportan un exceso de almidón, o que son excesivamente energéticas. Los piensos que aportan un exceso de almidón tienen tendencia de acelerar la velocidad de crecimiento y esto puede causar un estrés sobre las articulaciones del potro. La clave está en un menor aporte de energía con un refuerzo de aminoácidos, vitaminas y minerales. Un reto, si se considera que el nivel de proteinas y vitaminas normalmente va en consonancia con el nivel energético.

El aporte de proteínas es también esencial para el correcto desarrollo de la musculatura. Numerosos estudios a nivel mundial están de acuerdo en que se puede reducir el aporte proteínico recomendado durante el crecimiento, si se incluyen determinadas cantidades de los aminoácidos esenciales lisina, treonina y metionina.

No existen fórmulas exactas para conseguir un potro espléndido, pero hay un par de consejos básicos:

·    Un potro debería ingerir unos 450gr diarios de pienso especializado por mes de edad desde los 6 meses.

Es interesante que el potro haya comido pequeñas raciones de pienso antes del destete, con ello el sistema digestivo se irá acostumbrando a digerir  sólido, habrá creada una flora bacteriana apropiada y tendrá una reserva de energía. Hay que tener en cuenta que el momento del destete, es para el potro,  psicológicamente estresante y se manifiesta con una reducción del apetito, al dejar de comer se interrumpe la línea de crecimiento gradual.

Debe darse importancia a la flora bacteriana que el potro debe haber desarrollado antes del destete.

Si la yegua o el potro por alguna razón no tienen una flora intestinal adecuada es conveniente que el pienso que tomen contenga Yea-Sacc, que es un producto natural formado por  diversas levaduras junto al medio en el que se han cultivado. El aporte de Yea-Sacc es necesario, dado que la digestión del almidón contenido en los cereales libera ácido láctico, y un exceso de este, convierte el intestino en un medio demasiado ácido para que las bacterias y micro-organismos, habitualmente presentes en la digestión de las fibras, puedan proliferar y hacer su trabajo. Esto implica que, una gran parte de los nutrientes de la dieta, no se absorban en la medida adecuada y se observen carencias en vitaminas y minerales.

Últimos avances en nutrición en Europa

Lejos de las tendencias en nutrición equina de las últimas décadas, los estudios científicos actuales han incorporado un nuevo elemento a tener en cuenta. Los nucleótidos.

A nivel celular, el ARN (ácido ribonucléico) y los nucleótidos forman la base estructural de la reproducción celular. Se deben generar células nuevas al mismo ritmo que las viejas  mueren. Antes de que una célula tipo se divida, debe doblar su tamaño y duplicar su información genética. En esta división celular el ADN, el ARN y los nucleótidos son los componentes más importantes. La cadena de ADN es una molécula alargada, parecida a una escalera cuyos peldaños están formados por cuatro tipos de nucleótidos: A,C,T o G. Las diversas secuencias de los nucleótidos en la molécula de ADN representan el mapa genético de la célula viva. Una célula tipo contiene un equivalente a 3 billones de nucleótidos.

¿De dónde sacamos los nucleótidos?

Tanto el ser humano como los caballos obtienen nucleótidos de diversas fuentes: de reciclar los que se encuentran en las células que mueren, de la dieta y de la propia producción de nucleótidos en las células. Una dieta pobre o desequilibrada puede incidir en una menor capacidad de producción de células en casos límite: a la hora de “atacar” una infección, recuperarse de una intoxicación o superar un período estresante (destete, viajes, concursos...).

El potro, durante su formación en el vientre de la yegua y tras el parto, requerirá una ingente cantidad de células nuevas. Las áreas relacionadas con el metabolismo y la producción de hormonas, el sistema inmunitario y el músculo-esquelético deberán estar especialmente reforzadas. En definitiva, los nucleótidos estarán presentes en la multiplicación celular general del potro y, de esta presencia, dependerá no sólo un crecimiento adecuado sino su capacidad de afrontar y recuperarse de infecciones y pequeñas disfunciones.

Los tratamientos veterinarios habituales como vacunas y administración de antibióticos se verán potenciados si el sistema inmunológico funciona correctamente y la respuesta al desafío inmunitario puede mejorarse si el organismo dispone de una reserva de nucleótidos. En el caso de heridas, medio ideal para la proliferación de microbios, los nucleótidos no sólo actúan reforzando, como ya se ha dicho, las defensas, sino que también contribuyen a una rápida regeneración del tejido dañado, acortando el proceso de recuperación.

Otra de las ventajas de contar con una reserva de nucleótidos, a cualquier edad, es que son parte esencial en la producción de glóbulos rojos, y estos son indispensables para el transporte el oxígeno por todo el cuerpo. En períodos de trabajo duro y competición, la resistencia al esfuerzo, por tanto, aumenta.

La importancia del calostro

Es común en los criaderos de España dar a la yegua, durante el período de lactancia,  alfalfa y avena. Como base, no está mal, pero hay que tener presente que la yegua necesita un 12,4% de proteína y un aporte suplementario de vitaminas durante los tres primeros meses si queremos enriquecer la leche que mamará el potro...¡hasta 100 veces diarias! La mezcla de alfalfa y avena no es suficiente.

En principio no hay contraindicaciones para suministrar un pienso rico en vitaminas o un suplemento, pero hay que tener cuidado. Es posible que el potro, a partir de las 2-3 semanas

Existen algunas razones por las cuales un potro no puede recibir el calostro en condiciones.

·    Está demasiado débil para ponerse de pie y mamar. En ese caso se puede ordeñar el calostro de la yegua y dárselo en un biberón o a través de un tubo

·    El potro puede mamar pero la yegua produjo el calostro antes del parto.

·    El calostro no tiene suficientes anticuerpos.

Al igual que la leche, el calostro puede ordeñarse y almacenarse, para un uso futuro. De hecho, muchos criaderos tienen calostro reservado por si existen complicaciones con la yegua. Se puede conservar congelado a –20º durante un año, los anticuerpos se mantienen aunque la calidad general del calostro disminuye.

Artículo publicado en Revista Ecuestre Febrero 2001

Escrito por Coby Bolger, Spillers España

Florencia Arrambide, nutrólogo Equino Spillers UK

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

Horse1

¿Cuanto energía tiene tu forraje?

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.