facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

Caballo enfermo: ¿Qué puede comer?

caballo enfermo

Recibimos numerosas llamadas de  propietarios que están intentando recuperar un caballo de alguna enfermedad o lesión o que tienen que mantenerlo quieto y encerrado en su box, por un hueso roto.

La pregunta lógica es, si el caballo es un animal de pasto que tiene que salir todos los días y moverse, para asegurar el correcto funcionamiento de su sistema intestinal ¿Cómo podemos ayudarle? Y ¿Qué tenemos que darle de comer si, por razones médicas, tiene que quedarse en el box? También hace falta pensar en las necesidades nutricionales de un caballo enfermo. No es lo mismo un caballo con una lesión de tendón, que un caballo recién operado de cólico o en cuarentena.

Numerosos estudios nos reiteran la importancia de prevenir lesiones y enfermedades en el caballo. Dos meses de descanso en el box aumenta la posibilidad de un fractura de húmero 71 veces  según estudios realizados por la Universidad de California con caballos de carreras.  Eso quiere decir que, cuando al caballo se le obliga a descansar en el box, hay que pensar que necesitará de 3 o 4 meses de recuperación (trabajo de base y lento) antes de volver a la competición sin el riesgo de sufrir lesiones secundarias. Esta pérdida de densidad de hueso es parecida a lo que pasa a los astronautas en condiciones de gravedad cero y es aplicable a cualquier disciplina en el mundo hípico.

Un caballo con una lesión de tendón o similar, corre un riesgo importante de volver a lesionarse durante la recuperación. Aunque tiene dolor, a veces se muestra inquieto e irritable por el aburrimiento que suponen las cuatro paredes del box ¡Acabamos de encerrar a un atleta!  Los primeros paseos o salidas pueden ser peligrosos tanto para la persona que maneja el caballo como para si mismo. Una coz o un resbalón en el cemento, debido al nerviosismo, pueden resultar desastroso. Sin embargo, la recuperación de tendón más recomendado por los veterinarios es pasear el caballo, durante períodos cortos y varias veces al día, en terreno duro. Así que ¿Cómo evitar los sustos o accidentes?

Hay que proporcionar al caballo heno para entretenerlo y un pienso bajo en energía (para prevenir cólicos y laminitis) pero alto en vitaminas que aseguren una correcta regeneración del tejido. Después, hasta que el  caballo pueda trabajar suficiente para cansarse, se puede añadir uno de los muchos productos en el mercado que sirven para tranquilizar el animal. Al principio, el veterinario podrá proporcionar productos fuertes para asegurar que el caballo no se arranque en una galopada interminable a destiempo (esto también sirve para caballo en descanso o recuperación en el prado) Luego existen un sin fin de productos suaves que ayudan a mantener el caballo tranquilo mientras no pueda trabajar. La diferencia entre un producto y otro es, la mezcla de ingredientes activos. Así que, si no funciona una, lo más probable es que pueda funcionar otro.

Como Juntar el Hambre con Las Ganas de Comer

El caballo enfermo suele ser un caballo que come mal y parece deprimido. La clave para darle de comer bien, es coordinar el apoyo nutricional con el veterinario, y alimentarlo en función del diagnóstico. El pobre animal puede bajar peso en sólo unos días y quedar sin moverse en una esquina del boxs. Aunque pueda resolverse el problema inicial, la pérdida de peso y días en ayunas, pueden perjudicar a la recuperación del caballo.

Más complicado todavía es dar de comer al caballo que ha padecido un cólico o un infosamiento. Una equivocación, en este caso, puede complicar el primer diagnóstico. Aunque quitarle toda la comida, también conlleva otras dificultades para la recuperación.

Dar de comer a un caballo enfermo es un reto y requiere una atención especial. La primera parte del reto es mantener el apetito del caballo. Hay que encontrar algo que quiera comer. El segundo punto del reto es mantener la proporción correcta de energía, calorías y nivel vitamínico para que pueda recuperarse sin provocar otras alteraciones.

La dieta para el caballo enfermo depende de qué le pasa. Hay caballos que comen mejor que otros incluso estando sanos, pero cuando dejan de comer, pueden perjudicar seriamente su recuperación. De hecho, el sistema inmunitario puede verse perjudicado en sólo cinco días, si el caballo deja de comer.

La base de la dieta del caballo en reposo, tiene que ser un heno bueno de hoja larga y bajo en lignina, o un buen ensilado equino. La tradición nos ha dictado que hay que dar salvado, pero el nivel y la calidad de la fibra es pobre y la falta de calcio puede afectar a la larga la densidad del hueso. También, si se empieza a dar grandes cantidades de salvado de una manera repentina, puede provocar casos de diarrea. Pero el salvado tiene un punto positivo: la mayoría de los caballos lo comen bien. Así que se puede mezclar con un pienso especializado para que le entren ganas de comer con algo de salvado.

Si tienes un paciente que se niegue a comer, el salvado templado con melaza y un poco de sal, puede alegrarle la vida e incitarle a comer otra vez. También es un buen sitio para esconder medicamentos. Si añades algo de levadura u otra fuente de vitaminas del grupo B, puede ayudar a aumentar su apetito. El estrés provocado por la enfermedad, aumenta el nivel de vitamina B que necesita el caballo.

Como siempre, las compañías de piensos para caballos intentan facilitar la recuperación del caballo con piensos especializados. Existen piensos específicos para caballos en descanso y en recuperación de cólico y laminitis. Existen piensos también que se pueden mezclar con agua o melaza si el caballo no puede masticar bien, sea por falta de dientes, vejez, dolor o inflamación.

Hay piensos que están aprobados por la fundación de Laminitis del Reino Unido. Para mejor garantizar sus piensos, llevan a cabo análisis en conjunto con veterinarios. También, para asegurar que no pueden causar ni cólicos ni laminitis, encierran ponis salvajes durante varios días y les dejan comer todo el pienso que quieren. Los primeros días, los ponis comen una media de 21 kg por pony y no hubo ningún problema. Cuando se dieron cuenta que no se les quitaba el pienso poco a poco empezaron a comer menos hasta llegar a una cantidad normal.

Intenta evitar cambios radicales en la dieta. Hay que mantener un buen forraje y añadir suficiente pienso suave (bajo en almidón) para que el caballo tenga lo que necesita para recuperarse.

En cuanto empieza a comer otra vez, hay que pasar el caballo a su dieta de recuperación. Se puede añadir zanahorias o manzanas cortadas o miel si le gusta. También puedes cortar césped fresco y traerlo a su box, si no puede salir. En situaciones peligrosas, su veterinario puede dar de comer al caballo por un tubo y añadir un suero, puede también tratar la falta de apetito con esteroides anabolizantes, pero normalmente actúan lentamente y a la larga pueden ralentizar el sistema inmunológico.

¿Qué debe comer?

Los dos temas que hay que considerar cuando organizamos una dieta para un caballo enfermo es ¿Qué le ha pasado? Y ¿Qué pesaba antes de la enfermedad? Se da de comer pensando  en si el caballo tiene que mantenerse, perder peso o aumentar peso, durante su enfermedad.

Algunos problemas, por ejemplo, quemaduras o infección, tienen requisitos nutricionales especiales. En todo momento hay que mantener una comunicación estrecha con el veterinario.

Para recuperarse de una quemadura o infección grave, el caballo tendrá unos requisitos de fluidos, proteínas y vitaminas solubles en agua, mucho más altos que los normales. Se recomienda entre 14-16% de proteínas, 7-10% de aceite con vitaminas del complejo B (20gr diarios) y vitamina E (más de 1000 UI diarias). Como siempre, hay que empezar despacio e ir aumentando las cantidades poco a poco.

Caballos con problemas de hígado (a veces caballos mayores) pueden tener dificultades en absorber proteínas, aceites y glucosa. En estos casos se recomienda una dieta más alta en almidón, con suplementos vitamínicos de ancho espectro. Estos caballos no deben comer mucha sal ni tampoco deben tomar dietas altas en aceite. También ayuda a una mejor digestión, repartir la comida en 3-6 tomas diarias.

En casos de cólico, hay que averiguar el tipo de cólico y la parte del sistema digestivo que ha sido afectado.

Caballos que han padecido un cólico y que han sido operados necesitan una dieta especial. Si no comen en 72 horas pueden tener una atrofia de la mucosa intestinal que perjudicará la regeneración del tejido operado. Se recomienda proporcionar al caballo, algunas horas después de la anestesia, un buen heno o un pienso especializado. Hay que saber si se ha tenido que quitar una parte del intestino para observar su capacidad de digestión. Después de una semana se puede empezar a proporcionar una dieta apta para un caballo en descanso.

Ahora bien, el veterinario avisará como ha evolucionado la operación. Si se ha quitado parte del colon, el caballo va a necesitar mas proteína y fósforo y menos fibra para compensar los cambios en la capacidad del sistema intestinal.  En este caso, pequeñas cantidades de grano y alfalfa va a ser la mejor dieta.

Si ha tenido que quitar parte del intestino delgado, no hay que dar cereales después de la operación. Se puede dar heno y remolacha y piensos altos en fibra.

El caballo que ha perdido parte de ileon no podrá absorber aceite o vitaminas que son solubles en grasa. Necesitará un suplemento que tiene las vitaminas A, D, y E. Normalmente no se necesita vitamina K si el caballo no tiene un problema con la coagulación de sangre. Se absorbe la mayor parte del calcio también en el primer intestino, así que si no recibe algo de alfalfa, puede necesitar un suplemento.

Si el veterinario cree que existe riesgo de que se puedan romper las suturas intestinales, es necesario proporcionar al caballo un pienso fácil de digerir. Un pienso en forma de pellet al que se le puede añadir agua tibia para formar una papilla espesa, es la mejor opción para los primeros días. Si el caballo no puede tomar ni eso, se pueden usar productos nutricionales para humanos para ganar peso. Sin embargo esta opción sale cara.

En casos de cirugías extensas o complicadas en que el caballo se encuentra demasiado débil para comer incluso después de 24 horas, puede ser necesario dar de comer de forma intravenosa. La solución intravenosa más común de 5% de glucosa, no proporcionará suficiente vitaminas. Sería necesario una solución que contenga aminoácidos y lípidos, parecidos a los utilizados para humanos. Esa opción también es cara, pero es importante saber que cuando se aumenta el nivel nutricional en sólo un 50%, se consigue aumentar notablemente las defensas del caballo.

Cuando el caballo tenga algún problema de salud, hace falta el tratamiento del veterinario, pero es tremendamente importante el apoyo nutricional apropiado. Sólo así se puede asegurar una rápida recuperación .

Productos recomendados:

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

Horse1

¿Cuanto energía tiene tu forraje?

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.