facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

Caballo en forma. Parte II

Caballo en forma

Poner un Caballo en Forma

Los Puntos Fundamentales para Poner un Caballo en Forma

Fase II

Masa Muscular para La Disciplina

El camino del éxito competitivo en el mundo hípico es largo y complicado. No solo consiste en como montamos o como afrontamos la tensión nerviosa a la hora de competir. Hay que saber como comprar caballos de calidad y mantener una infraestructura que permita acudir a las competiciones en las mejores  circunstancias. Si fallamos en uno solo de estos puntos, podemos comprometer seriamente nuestros resultados.

Una parte también importante y a veces infravalorada es como proporcionamos al caballo los medios necesarios para que físicamente pueda afrontar los retos de nuestro deporte. Si el caballo goza de buena salud y bienestar, "está que se sale”, puede ser más difícil la monta, pero seguro que va a atacar su trabajo con otro aire. Sí la temporada de competición es larga, si la distancia o velocidad es un reto, o si tenemos que buscar resultados en una fecha específica, más vale utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para lograr el máximo rendimiento.

La segunda fase del entrenamiento consiste en desarrollar el sistema muscular del caballo. Se supone que después de la primera fase de paseos en duro y cuestas cortas, el caballo ha empezado a desarrollar su masa ósea y está mejorando la calidad de su cartílago, y también esta empezando a reforzar su dorso y las babillas. Ahora el caballo tiene una forma física que ha sido desarrollada por el de trabajo base que hicimos anteriormente y es precisamente la necesaria  para podernos fiar de su cuerpo y aumentar el trabajo para ajustarlo a nuestra disciplina.

Aunque no se deje de hacer el trabajo de densidad de hueso, se puede reducir este ejercicio para aumentar las horas de trabajo de pista, los laboratorios de salto o para introducir galopes, dependiendo de la disciplina que practiquemos.

Como todo con el caballo, la clave es cambiar el trabajo gradualmente. Si el caballo está paseando en duro 1 hora y media seis días por semana, cuando se empieza la segunda fase, se puede seguir este mismo trabajo 3 días por semana y intercalar días con trabajo más fuerte pero de poco tiempo (quizá media hora a 45 minutos) con un calentamiento de media hora de duro o cuestas. Al final de la fase, el caballo puede estar trabajando en pista varios días por semana y puede trabajar en campo solo los días “flojos”.

El trabajo en cuestas es importante porque estresa el sistema muscular y cardiovascular sin tener que hacer las distancias o velocidades que pueden causar lesiones. Lo más fácil es tener cuestas de distintos tamaños e ir aumentando el número y tipo de cuestas según el aguante del caballo al trabajo. Se puede hacer las cuestas al paso, al trote y también algunas a galope. Se debe observar al caballo para ver si está preparado para aumentar el trabajo, fijándonos en como mete los pies, si estira la cabeza adecuadamente o si trabaja con equilibrio y con la respiración adecuada. Si se le nota cansado, se reduce el trabajo y se repite varios días seguidos o incluso se puede intercalar un día fácil entre los días de más trabajo.

Si trabajamos siempre en la misma cuadra, terminaremos teniendo referencias de los trabajos bases y como coge forma cada caballo que viene. Tendremos la cuesta para los principiantes para los potros, la cuesta para trotes y galopes, la cuesta mediana y la cuesta avanzada. Tendremos medidos los paseos en duro para asegurar que no estamos acortando los trabajos. También mantendremos un diario para saber el trabajo que ha hecho el caballo, cuando le tocan los herrajes, vacunas, desparasitación, dentista y pruebas de sangre. Esto sirve como referencia entre un año y otro y facilita que un mozo o amigo pueda ayudar con los trabajos en campo.

La ciencia detrás de la idea

Células musculares – Aumentar o Dividir

Hay tres tipos de células musculares. Hay dos tipos de células para trabajo de corta duración a velocidad y un tipo para el trabajo lento pero de duración más larga.

Las células musculares pueden ser ajustadas con el trabajo que realiza el caballo. Aunque no se puede cambiar la proporción de cada tipo de células musculares, ( ”un velocista nace, no se hace” ), se puede entrenar para alargar la distancia que aguanta el animal y se puede mejorar la velocidad de un animal que aguanta una distancia larga.

Para la velocidad punta con distancias cortas, en una célula muscular, no hay un factor variable, o contrae o no contrae. Con un entrenamiento correcto y especifico, la célula puede aumentar en su tamaño y una célula de mayor tamaño tiene mayor fuerza. Hay  estudios que nos demuestran que el trabajo intenso con distancias medidas desarrolla músculos rápidos de mayor tamaño. Si se compara este tipo de trabajo al del atleta humano, es equivalente a los ejercicios con velocidad en cuestas cortas o correr subiendo escaleras o trabajo con pesas.

Ahora bien, el trabajo para aumentar la capacidad de distancia ( “Fondo” ) hace que las células musculares se dividan y se aumenten en número. El trabajo para distancia es lento y largo sin cambios en la velocidad ni en la intensidad. Se empieza con una distancia que aguante el caballo con facilidad y se va aumentando poco a poco, siempre mirando su recuperación y capacidad de trabajo. La idea es aumentar la distancia hasta que aguante algo más que lo que exige la competición. Ahora bien, hay algunas disciplinas que requieran que el caballo utilice la competición para subir su nivel de forma física. En RAID o en Concurso Completo, la planificación de la temporada de competiciones se convierte en imprescindible para llegar a las distancias requeridas en los concursos internacionales.

Así que la filosofía es clara, si quiere velocidad, hay que hacer que las células aumenten de tamaño con trabajo intenso y corto. Si quiere distancia y aguante, hay que hacer que se dividan para aumentar su número con trabajos largos y lentos. Esta es la razón de la  diferencia de aspecto entre los caballos de carreras y caballos de salto o doma. Estamos trabajando para fines distintos y desarrollamos los músculos de maneras distintas.

Doma y Salto

Las disciplinas de doma y salto requieren un nivel de masa muscular tremenda con un esqueleto de hueso y cartílago fuerte. Esto quiere decir que no se deben buscar atajos en la primera fase y se tiene que seguir con este trabajo mientras que aumentamos el desarrollo muscular en la pista.

Para estas disciplinas los sistemas cardiovascular y respiratorio son importantes, pero no son claves como pueden ser para las carreras, el completo o el RAID. Por esto, la segunda fase de entrenamiento es la más importante para estas disciplinas ( Doma y Salto ) y es lo que más hacen. Este es el momento de concentrarnos en los trabajos específicos de la disciplina y asegurar que el caballo tenga los conocimientos necesarios para afrontar su nivel de concurso.

Esta etapa se hace antes de empezar a competir en niveles importantes. Las carreras y concursos se deben hacer a nivel social o regional donde nos podemos concentrar en como está actuando el caballo. No es el momento de ir siempre “a ganar”. Hay que guardar el ego y dejar a los niños que se lleven la escarapela. Ahora tiene la oportunidad para obligar al caballo de doma a trabajar las esquinas de una manera equilibrada. Es el momento en que se puede aprovechar y decidir cual es el calentamiento optimo para el caballo. Se puede forzar las llegadas al caballo de salto para que se estire el cuello y bascule bien. Para el caballo de completo es el momento de hacer un par de recorridos sin tener los ojos “inyectados de sangre”, para que sea más controlable en los concursos importantes  y asegurar la rectitud de línea y que baten en el sitio adecuado.

Al final de esta etapa de trabajo, el caballo debe estar cogiendo una forma física importante donde se ve un aumento en la masa muscular y un brillo en el pelo que refleja su salud y bienestar. El caballo tiene que demostrar ganas de atacar el trabajo y estar en general, de buen humor. Ahora abrimos la puerta a la temporada de competición y la ultima fase, afinar el sistema cardiovascular y respiratorio.

Exigir un buen suelo

La superficie demasiado dura o demasiado profunda puede perjudicar al caballo y causar lesiones de todo tipo. En general, una pista algo dura es mejor que una pista demasiado blanda. Si el caballo pisa en una superficie de mas de 12-15 centímetros de profundidad tiene la tendencia de estresar la babilla, el dorso, el suspensor y otros tendones.

Una pista dura puede hacer daño el ligamento “check” y a los menudillos. Se nota en los caballos de salto porque se hacen daño cuando aterrizan y suben cada vez menos en los recorridos. Una señal clara de que la pista es demasiado dura es si la línea blanca del casco se pone rosa.

La importancia de la planificación de la temporada A principio de temporada, hay que sentarse y planificar las metas del año y decidir donde y en que nivel queremos competir. Primero se eligen los concursos más importantes, para decirlo de alguna manera, donde queremos “ir a ganar”. Desde estas fechas, se hace una cuenta hacia atrás para decidir cuando hay que empezar el “trabajo base” para empezar a desarrollar el esqueleto del caballo. Luego se programa el tiempo para aumentar la masa muscular y lo último del todo, se trabaja el sistema respiratorio.

También hay que programar las fechas de las competiciones de tal manera que el caballo esté en forma para el concurso importante con algunos concursos menos importantes antes para hacer “practica y puntería”, pero sin pasarse, para poder tener el caballo fresco y con ganas de correr en el concurso clave. También hay que dejar algo de margen por si el caballo tuviese alguna lesión o problema de salud leve donde pudiese perder algún día de trabajo.

La Fatiga – Enemigo Numero 1

Si se decide poner un caballo en forma, hay que aumentar el trabajo. El aumento de trabajo arriesga al caballo a lesiones causadas por no parar a tiempo o por no percibir cuando el caballo no está preparado para el aumento de trabajo. Si no se aumenta el trabajo gradualmente y a tiempo, el caballo empezará a dejar su comida o no beber bien. Se le notará “bajo”, su pelo no va a brillar, no tendrá ganas de trabajar y estará de mal humor. Más importante, la fatiga puede hacer que el caballo pise mal y aumenta el riesgo de lesión radicalmente, el caballo tendrá agujetas por el aumento de ácidos lácticos y un sinfín de otras complicaciones. Si quiere poner su caballo en forma, hay que asegurarse  de no pasarnos y que la fatiga no se convierta en un problema.

Coby Bolger – Spillers España/Horse 1

Artículo publicado en Revista Ecuestre  Enero 2001

Productos recomendados:

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.