facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

El Caballo y El Calor

El Caballo y El Calor

En España, el calor del verano puede afectar seriamente al rendimiento y salud de nuestros caballos, especialmente si el animal ha sido recientemente importado desde otra región donde hace menos calor y donde hay una diferencia notable en la humedad del aire.

Como siempre, es mejor prevenir los problemas asociados con el exceso de calor y hay que saber identificar las señales de cuando el caballo está padeciendo el estrés de calor. También se debe preparar y aclimatar al caballo para aguantar el calor, sea o no un caballo importado.

El Cuerpo del Caballo produce Calor

El ejercicio aumenta la temperatura del cuerpo del caballo. El proceso en que el glucógeno se convierte en energía es en sí ineficaz (Termodinámicamente hablando) y produce calor. La cantidad del calor producido depende del trabajo. Cuanto más rápido sea el galope, más empinada la cuesta, más grande el salto o más pese el jinete, más aumenta el calor producido dentro del cuerpo del caballo.

La temperatura normal de un caballo es aproximadamente 37.2 a 37.8 ºC. El ejercicio normalmente aumenta la temperatura unos grados y eso es positivo para calentar los músculos. Pero un aumento excesivo puede dañar tejidos o incluso puede causar la muerte. Es responsabilidad del jinete identificar las señales del estrés del calor para decidir cuando parar el caballo y enfriarle.

El cuerpo del caballo puede bajar su temperatura principalmente por evaporación mediante el sudor y la respiración. También es capaz de expulsar calor por convección y radiación a través de la piel.

Un jinete debe conocer la temperatura normal de su caballo y cuantos grados suele subir después del trabajo. En invierno puede que solo suba algunos grados mientras que en el verano lo normal es que suba algo más. Este aumento también está afectado por la humedad del ambiente. Si sabemos como reacciona el caballo ante el calor, vamos a poder averiguar si el caballo está siendo perjudicado por el calor.

El caballo criado en España, y especialmente el caballo de Castilla, Andalucía o Levante aguanta el calor mejor que el caballo criado en otras regiones de Europa. Esta acostumbrado desde nacimiento a las altas temperaturas de la primavera, verano y otoño. También, el caballo pequeño, con menos masa muscular, razas como Árabes y Pura Sangre tienen mejor capacidad para bajar su temperatura corporal que caballos mas grandes.  Hay otros factores que influyen como aguantan al calor. Si el caballo tiene demasiado pelo, esta gordo o fuera de forma no podrá reducir su temperatura con la misma capacidad y corre serio riesgo de estar perjudicado por el calor.

Cuando hace calor, el caballo puede responder aumentando el sudor y la respiración.  El sistema respiratorio ayuda a enfriar el cerebro, uno de los órganos más sensibles al exceso del calor. Si hace calor, pero hay poca humedad, al principio, el caballo puede bajar mas eficazmente su temperatura que cuando la humedad el alta, pero en este caso si suda excesivamente, puede perder electrolitos y minerales importantes y deshidratarse. Cuando llega a deshidratarse, ya no tiene la capacidad de producir suficiente sudor y su temperatura volverá a aumentar.

En Madrid especialmente, los caballos importados no están acostumbrados a un ambiente tan seco y caluroso y se deshidratan con cierta facilidad. El chequeo más fácil para notar la deshidratación es observar si la piel no vuelve a su sitio después de pellizcarle. Pero lo malo de este chequeo es que cuando se llega a notar la deshidratación por la piel, el caballo ya ha perdido un 6% de su liquido corporal total, es decir unos 30 litros. El rendimiento físico queda perjudicado a partir de una pérdida de solo un 3% o sea que ya llegamos tarde cuando se note en la piel.

Si el caballo no bebe suficiente agua puede resultar en un constante estado de deshidratación, que le pondrá en peligro no solo de bajar su rendimiento en competición, sino también de contraer cólicos por impactación o por falta de flora intestinal y otros tipos de problemas de salud.

En regiones donde hay mas humedad, el caballo no puede bajar su temperatura con la misma eficacia. En estas condiciones, puede aumentar su temperatura corporal mucho más rápidamente. Si no bajamos su temperatura con acciones especificas, la recuperación después del trabajo será mucho más lenta.

Prestigiosos estudios realizados para la Olimpiada de Atlanta nos enseñan que hay unos pasos que hay que seguir para prevenir problemas  relacionados con el calor. Si se entrena con calor, el caballo se adaptará al calor. Ahora bien, hay que acostumbrar al caballo al calor poco a poco.  Puede tardar meses en acostumbrase al calor de España, las moscas y el polvo. Hay que empezar trabajando el caballo en horas en las que no haga tanto calor, darle electrolitos y no dejarle sudar demasiado. También, hay que limitar la duración y la intensidad del trabajo hasta que esté seguro de que el caballo está preparado. Si se entrena durante los cambios de temporada, el caballo se adaptará al calor con mas facilidad. La mejor época para traer un caballo a España es en Octubre o Noviembre. Así le dejas todo el invierno para acostumbrarse al cambio de humedad y ambiente.

Si el caballo viene a España en primavera desde un país donde hace frío todavía, necesitará unas semanas para que se acostumbre, hay que esquilarle, darle electrolitos y asegurarse de que está físicamente preparado para el trabajo que tiene que hacer. Aun así muchos caballos sufren el primer año en España y queda mermada su competitividad durante este primer año.

La deshidratación se convierte en el problema principal para el caballo importado especialmente el caballo de carreras, raid o completo. Cuando hace calor, el animal puede perder hasta 15 litros de liquido por hora de ejercicio. La deshidratación y los otros efectos del calor no solo ocurren en verano. Si el caballo no está acostumbrado, pueden ocurrir en un día de calor en primavera. Si el caballo no está en forma, o si tiene el pelo de invierno, corren el mismo riesgo con respecto al calor.

Las Señales de Exceso de Calor

La temperatura, las pulsaciones y la respiración nos señalan cuando el caballo está siendo afectado por el calor. La recuperación de un caballo en forma es rápida. Después de unos 10 o 15 minutos las pulsaciones del caballo deben bajar a unos 40-50 latidos/min. y la respiración a unas 60 a 80 exhalaciones/min.

Un caballo con la respiración elevada, es decir entre 120 a 140 por minuto está bajando su temperatura con el sistema respiratorio. Pero si sigue así después de 10 minutos, hay que enfriar al animal. También si la temperatura del caballo está por encima de 40.5 a 41 ºC hay que preocuparse y tomar medidas inmediatamente.

Otra  señal de que el caballo está sufriendo con el calor es, si notas una diferencia en su personalidad. Si el caballo está apagado o pesado, es mejor ralentizar su trabajo o incluso reducir el trabajo durante una temporada.

La ducha de agua fría es la mejor manera para bajar su temperatura rápidamente. Antes no se duchaba a los caballos con agua fría porque se pensaba que esto podría causar mioglobinuria (la enfermedad de los Lunes). Numerosas investigaciones nos dicen que los músculos sufren daños por exceso de calor no por el frío aplicado después. El agua se calienta con rapidez así que si el agua que tenemos es limitada hay que mojarlo esperar a que se caliente el agua sobre su piel y volver a repetir la operación hasta que el agua salga más fría de su cuerpo y su temperatura rectal esté por debajo de 38ºC. El uso de una esponja mojada es mucho menos eficaz y cubrir el caballo con toallas mojadas termina calentando más al caballo. Después de ducharle, hay que poner al caballo a la sombra y cualquier brisa o un ventilador eléctrico le ayudara a recuperarse.

Si el caballo no se enfría después de media hora, debe llamar a su veterinario.

Hay que dejar al caballo beber. Si el caballo ha estado galopando fuerte, no hay que dejarle beber mucho,

esto sería contraproducente, pero en situaciones normales se puede dejar al caballo beber hasta 8 litros en unos 15 minutos, justo después del trabajo.

Otros pasos que puede dar para prevenir la deshidratación son mojar el heno o utilizar ensilado equino ya que contiene un 50% de agua. Hay que asegurarse también que el caballo tenga disponible agua fresca en todo momento. El olor a podrido de un bebedero automático puede quitarle las ganar de beber al caballo así que en verano, hay que asegurar que el agua es especialmente limpio.

Gastamos mucho dinero en caballos, tanto en los caballos criados en España como en los importados y les cogemos mucho cariño. Hay que cuidarles como se merecen y prepárales para el trabajo que tienen que hacer. Como siempre, prevenir vale mas que curar.

Listado de Chequeo para el Calor:

· Traer el caballo a España en Octubre o Noviembre es apropiado.

· Asegurarse de que el caballo esté en forma para el trabajo que tiene que realizar.

· No viajar al caballo de día en épocas de calor.

· Ofrecer al caballo agua durante el viaje y si se ha de parar abra las puertas y las rampas y aparque a la sombra.

· No deje al caballo sudar demasiado.

· Esquílele si hace falta.

· Póngale en una cuadra con buena ventilación.

· Elija sus mantas con cuidado. Si suda con la manta puesta, quítesela.

· Trabájele muy por la mañana o muy por la tarde.

· Protéjale contra las moscas y el polvo.

· No le canse excesivamente.

· No le deje engordar excesivamente.

· Dúchele después de trabajar.

· No le exponga al sol directamente.

· Anote su temperatura y reaccione a tiempo si no se recupera con rapidez.

· Dele electrolitos y sal en su pienso para prevenir la deshidratación.

· Déjele pastar en verde, moje su heno o dele ensilado equino para prevenir la deshidratación.

· Proteja la flora intestinal de los caballos en viajes o en trabajo. Ayúdele con probióticos si hace falta.

· Llame al veterinario si tiene diarrea durante más de 1 día.

· Llame al veterinario si el caballo no  recupera su temperatura normal después de media hora.

Artículo publicado en Ecuestre Julio 2002

Escrito por:   Coby Bolger, Spillers/Horse1

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.