facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

¿Por qué equilibrar la dieta de su caballo?

dieta equilibrada caballo

Esta es la pregunta más frecuente cuando hablamos sobre nutrición equina. Nos encontramos con una cierta actitud, de algo así, como de que no se debe arreglar lo que no está roto.

Si vemos claramente que el caballo está gordito y feliz, obviamente, su dieta es correcta.- ¿O no? .-Por lo general, si su caballo es sólo mascota, es decir, no trabaja y no se le exige ningún tipo de rendimiento, no hace falta darle una dieta especial; al igual que ocurre con los seres humanos, es fácil y barato engordar a un caballo.

Sin embargo, cuando nos interesamos por la dieta de nuestra familia, lo cual se está convirtiendo en lo normal en España.- ¿Cuántas veces nos quejamos de las comidas que ofrecen a nuestros hijos? .- Sólo alimentos con alto contenido en grasa y bajo en vitaminas y minerales. Hay menús de dos pizzas por el precio de una y hamburguesas a 1 Euro y sabemos que los niños estarían llenos y satisfechos con esa cantidad de alimento, pero, ya que en España la dieta Mediterránea es al menos en lo que hemos sido educados, tenemos claro que si esa es la base de su dieta, tendrán problemas de obesidad, diabetes, hipertensión y más a lo largo de su vida. Pues bien, esto mismo es lo que está ocurriendo con nuestros caballos en la actualidad.

¿Por qué es importante que el caballo reciba una dieta equilibrada?

El caballo evolucionó hace miles de años con un estómago pequeño y un intestino grueso adaptado para recibir pequeñas cantidades de forraje muy suave. Por lo tanto, la verdadera dieta natural del caballo es permitirle picotear en un prado durante unas 18 horas al día y que así pueda elegir de entre las distintas especies de plantas, las que más le gusten. Así pues, el organismo del caballo no está adaptado para absorber con facilidad las dietas que contengan algún elemento distinto del forraje.

Incluso si alimentamos al caballo únicamente con pasto, habría algunos problemas. El caballo salvaje raramente tiene cólicos o laminitis, pero no se parece ni de lejos a los animales rellenos y brillantes que reconocemos como nuestros caballos. Tampoco son tan grandes como los potros que se venden bien o como los que ganan en los concursos morfológicos y por supuesto, no tienen la masa muscular ni la densidad ósea necesaria para correr en carreras o hacer las temporadas de competición necesarias para ir a una Olimpiada o a un Campeonato del Mundo.

Si lo analizamos en comparativa con el ser humano, una dieta natural para nosotros sería recoger fruta y otros alimentos o cazar conejos y ciervos esporádicamente. Estaríamos más delgados, activos y saludables (si no nos da un ataque de alergia o tenemos algún otro contratiempo). Pasaríamos hambre en ciertas temporadas y habría mucho que comer en otras. Nuestra fertilidad estaría directamente relacionada con las temporadas, la luz y la cantidad de nutrientes disponibles. Pues bien, esto es lo que ocurre con los caballos.

Por lo tanto, hay que tomar una decisión. Si queremos guardar a los caballos en nuestras cuadras, criar potros enormes que nazcan cuando nosotros estimamos conveniente, competir dos veces al mes o correr 80 kilómetros en un solo día, tenemos que buscar una manera de aportar una nutrición adecuada a los atletas que exigimos ser a nuestros caballos.

Lo lógico es empezar con elementos fácilmente disponibles y que cuesten poco. Se puede engordar el caballo muy fácilmente con forraje seco, es decir heno, alfalfa y paja, que además es lo más parecido a una dieta natural de pasto. Hay que elegir el forraje seco con el perfil más adecuado para su caballo. Si está acostumbrado a la paja, esta le proporcionará la fibra necesaria, si está comiendo heno de prado, mejor, ya que le resultará más digestible. En el caso de yeguas lactantes o gestantes, viene bien aportar una mezcla de forrajes, alguno suave como el heno de prado para mantener una flora intestinal estable y algo de alfalfa, que aporta proteínas, calcio fácilmente absorbible y minerales.

Después de decidir qué forraje dar al caballo, hay que decidir la cantidad, la cual depende directamente del tamaño, peso y nivel de actividad del caballo. Si trabaja poco, es posible que pueda vivir sólo con forraje y además estar gordo. Si no mantiene su peso sólo con forraje, habrá que añadir algo que le aporte suficientes calorías para mantener su peso y tener suficiente energía para desarrollar un buen rendimiento.

¿Aporta el forraje todas las vitaminas y minerales que necesita el caballo?

En una palabra “no”. El contenido nutricional de los forrajes depende del terreno, del tipo de planta de la que proviene el heno y de cuando se corta este. El heno de alfalfa tiene mucho calcio y proteínas en general, el Ryegrass tiene un alto contenido en vitamina A, las festucas tienen un poco de todo, pero no tienen un alto nivel nutricional en general. Además, el forraje tiene unas variaciones muy grandes que no se pueden apreciar fácilmente. Si la planta se corta joven, su nivel nutricional suele ser más alto, si se corta tarde, la planta se vuelve indigesta y el poco nivel nutricional que aporta no se absorbe con facilidad.

Respecto a como identificar un buen heno, a simple vista, se puede ver si el heno está limpio o si por el contrario tiene bichos o moho, además se puede percibir si huele bien o no y deducir cuando se cortó más o menos. Si está quemado, es decir, si la materia seca está por encima del 92%, no tendrá ya apenas nutrientes y no podrá nutrir correctamente a los caballos sólo a base de este heno. Para saber el contenido vitamínico, si tiene minerales suficientes, el nivel de glucosa y la digestibilidad, es necesario mandar el heno a analizar y pedir exactamente que queremos saber. Hay que ser muy exigente con el forraje que recibe en su cuadra y tener en cuenta que hay unas diferencias abismales en calidad entre unos y otros, y por lo tanto los precios correspondientes deben ir en consonancia.

Hay que tener en cuenta también, que el contenido vitamínico del heno baja de manera considerable a partir de los 6 meses de haber sido cortado. Por lo tanto, hay que exigir heno de la temporada para asegurar una nutrición máxima y rechazar el forraje que haya sido almacenado durante más de 1 año.

Un forraje puede aportar suficiente energía para mantener al caballo en su peso óptimo, suficiente calcio y una proporción correcta de las vitaminas requeridas, pero siempre va a faltar algo.- De hecho, después de numerosos estudios, no se ha encontrado en ningún lugar del mundo un forraje que proporcione todo lo que necesita un caballo en trabajo o una yegua gestante o lactante. Según lo que sabemos hoy en día sobre el crecimiento óseo y la regeneración de tejidos, el forraje no aporta suficientes micro minerales. Así pues, es necesario añadir algo a la dieta de forraje, aunque sea una pequeña cantidad, para garantizar una salud óptima y un rendimiento del caballo a largo plazo.

¿Cómo sé lo que hay que añadir a la dieta de forraje?

Si el caballo no está trabajando o criando, si está gordo y parece contento, ¿Por qué molestarse en asegurar que el nivel de nutrientes es el correcto? .- Pues, porque lo que hagamos hoy, repercutirá a la larga en la salud y la carrera deportiva del caballo. Además, no tiene porque ser caro ni complicado.

En primer lugar, hay que tener una idea de qué tipo de planta proviene el heno, ya que cada tipo de heno tiene un perfil nutricional distinto. Los leguminosos tienen un nivel nutricional más alto, pero no se pueden proporcionar como única fuente de forraje porque el nivel de proteínas es demasiado alto. Si sólo tiene heno de prado o paja, hay que añadir más vitaminas y minerales porque no aportan apenas nutrientes. En general, todos aportan la fibra necesaria para mantener la flora intestinal estable, así que no hay que escatimar nunca en forraje.

Los nutrientes que le faltan al forraje se pueden añadir en forma de suplemento, en forma de correctores que pueden ser mezclas o granulados muy concentrados (para que sólo haga falta entre 500g y 1 Kg . diario) y también hay presentaciones de nutrientes en forma de melazas sólidas que se sueltan en medio del prado una vez por semana o se reponen cuando se hayan utilizado.

Si el caballo no mantiene su peso, se puede añadir avena y cebada que funcionan muy eficazmente y cuestan muy poco. Al igual que ocurre con el forraje, a los cereales les faltan ciertos nutrientes cruciales para el rendimiento deportivo o para criar, especialmente los micro-minerales. Además, los cereales no tienen la proporción correcta de calcio/fósforo, esencial para mantener la densidad ósea y otras funciones del organismo.

La dieta base consistirá pues en forraje y cereales, pero hay que añadir algún elemento más para equilibrar la dieta del caballo. Se pueden añadir correctores en forma de polvo, aceite de varios tipos, soja de 44 para subir el nivel de proteína, equilibradores en forma de piensos muy concentrados, granulados, etc.

¿Más cantidad es mejor?

Hay aficionados a añadir todo tipo de suplementos a la dieta del caballo para que “por si a caso” tenga todo lo que necesita. El problema de esta filosofía, es que hay ciertos nutrientes que en exceso pueden bloquear la absorción de otros nutrientes, perjudicar la salud del caballo e incluso pueden llegar a alcanzar niveles de toxicidad. Por ejemplo, si proporciona una la dieta basada en avena y el forraje proporcionado es heno de avena, heno de prado o paja, la proporción de calcio contra fósforo, tan importante para mantener una salud ósea, será incorrecta. Si proporciona demasiado zinc en la dieta, el caballo no puede absorber el cobre, aunque se le incluya en la dieta. Si no proporciona suficiente cobre a la yegua gestante, especialmente en su décimo mes de gestación, el potro no tendrá una de las armas más importantes para prevenir problemas de crecimiento. Por último, un exceso de proteínas, puede hacer que el caballo orine más de lo normal o llegue a deshidratarse si realiza un trabajo fuerte.

Así pues, cuando ve un caballo gordo, como cuando se ve un niño gordo, hay que preguntarse si está recibiendo los nutrientes necesarios para mantener su salud a largo plazo. En otras regiones del mundo, una nutrición correcta ha logrado que haya una mayor fertilidad, que los potros crezcan más grandes con menos problemas óseos y que los caballos logren competir más veces, de manera más competitiva y durante más años. Este es un tema que merece la pena ser estudiado más exhaustivamente, para poder aplicar esta misma filosofía en España.

Productos recomendados:

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.