facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

Forrajes - La base de la dieta equina

Para el caballo, el elemento más importante de su dieta es el forraje. El caballo ha evolucionado desde hace millones de años como un animal de pasto con un sistema intestinal que está adaptado a una dieta que contiene altos niveles de fibra vegetal. Para aguantar un mayor nivel de trabajo y competición, el ser humano se ha visto obligado a incluir pienso en la dieta base de forraje del caballo, pero el forraje es siempre el punto de partida para una dieta correcta. Todo nutrólogo basa sus recomendaciones para el caballo dependiendo del suministro de forraje más el pienso apropiado. Pero exactamente ¿Cuál es la definición de un buen heno?

El forraje en la dieta del caballo tiene varios papeles. No sólo sirve para aportar calorías, sino que además debe entretener al caballo mientras come, proporcionar ciertos nutrientes para su metabolismo y estimular los intestinos para que puedan mantener una flora intestinal equilibrada.

Los forrajes apropiados para el caballo pertenecen a 3 tipos de categorías. En primer lugar encontramos los henos de tipo hierba que incluyen la familia de los fescues, kikuyu, ryegrass y bermuda que pueden tener un nivel proteínico de entre 6 a 11%. La segunda categoría es del grupo que incluye la alfalfa y  el trébol, los cuales tienen niveles mucho más altos de proteínas, a veces hasta un 18%. Estos parecen más bien árboles en miniatura y su contenido vitamínico está en su mayor parte en la hoja de la planta. El tercer tipo de forraje es el heno producido con plantas de cereales (normalmente avena) que se cortan mientras que todavía están verdes y antes de segar la semilla. Este tipo de heno se utiliza de manera similar al heno de hierba pero tiene más valor nutricional si contiene semillas. Se puede también plantar veza con avena para aumentar el valor nutricional del forraje producido. Sin embargo el nivel de lignina y sílice puede hacer este tipo de forraje menos digestible y si se corta tarde o si se pierde la semilla cuando se siega, su nivel nutricional será más comparable a la paja.

En España se habla de heno de prado, heno de alfalfa o heno de avena. Desde el punto de vista del nutrólogo equino,  el heno debe tener entre un 28% a un 38% de fibra con un nivel energético de 1,95 a 2,5 Mcalorias por kilo. Todos los tipos de heno son más ricos en calcio que en fósforo y deben tener las vitaminas A, E, K y D.

Cuando se comparan  diversos tipos de forraje en momentos similares de madurez,  la alfalfa y el trébol suelen tener más calcio, proteína, almidón y energía. Estos últimos se utilizan como una fuente nutritiva para caballos en trabajo o yeguas gestantes o lactantes pero en cantidad limitada. No recomendamos la alfalfa como única fuente de fibra en la dieta del caballo por su alto contenido proteínico, además cuando se calcula la dieta utilizando alfalfa, hay que tener en cuenta que el alto nivel de almidón puede excitar al típico caballo con carácter nervioso.

El forraje tipo “hierba” es más digestible y su nivel de almidón es más bajo. Tiene casi el mismo nivel calórico pero con menos nutrientes y se utiliza para mantener el peso, estabilizar la flora intestinal y entretener al caballo. Los caballos pueden tomar heno de hierba como fuente única de forraje y se puede aumentar el nivel energético y vitamínico a base de añadir pienso a la dieta. También se puede utilizar heno de hierba como forraje base y añadir algo de alfalfa para enriquecer. El heno de hierba normalmente tiene bastante menos polvo que la alfalfa así que es más apropiado proporcionar este producto a caballos con problemas respiratorios.

Los forrajes para caballos estabulados tienen que haber sido secados al sol durante unos días y pueden venir en pacas que pueden pesar de 20 a 300 Kg. El tamaño de paca que puede utilizar la cuadra depende del manejo, la maquinaria y el almacén de que disponga y de si puede entrar un camión grande en la propiedad. Si se pueden comprar camiones enteros de pacas en las fechas de recogida del heno, normalmente finales de Junio o principios de Julio y en alguna región en Octubre, se puede ahorrar mucho dinero y además controlar la calidad del forraje que comen los caballos durante todo el año.

Para la producción del heno se pueden mezclar diferentes especies de hierbas. Si se empieza con una base en el prado de fescues y ryegrass, se puede aumentar el nivel vitamínico añadiendo algo de alfalfa y trébol. Hay que elegir los tipos de plantas más adecuadas según la cantidad de lluvia que va a recibir la zona y según si estará expuesta a un sol fuerte o no, dependiendo de la región y su clima. Esta mezcla de plantas, es también buena para la tierra, pues la alfalfa fija nitrógeno en el suelo y aumenta la producción de las demás plantas al funcionar como fertilizante.

El nivel proteínico de cualquier tipo de heno depende de que tipo de plantas han sido sembradas y cuando se corta. Cuanto más joven es el heno, más alto es el nivel proteínico. Si se corta el heno cuando un 50% de las plantas han producido semillas, el heno tiene un nivel proteínico mucho más bajo que si se corta antes de que florezca la planta.

La Paja

La paja se utiliza en España para dar volumen a la dieta. No tiene apenas valor nutricional y su nivel de lignina la hace bastante indigesta. Muchos caballos en España están acostumbrados a comerla, pero siempre hay un riesgo importante de cólico ya que la lignina actúa como un rastrillo para la flora intestinal. De aquí que la práctica de utilizar paja se esté perdiendo en muchas regiones en España.

¿Qué es la Lignina?

La lignina determina la calidad y digestibilidad del forraje. Los forrajes tienen dos componentes: El contenido de la célula y la pared de la célula. La célula contiene la mayor parte de las proteínas, todo el almidón, el azúcar, los lípidos, y los ácidos orgánicos. La pared de la célula contiene la lignina, hemicelulosa y celulosa y es la parte fibrosa de la planta que resiste las enzimas digestivas del caballo. Esto quiere decir que cuanto más alto es el nivel de lignina, menos digestible es el forraje. Para ser práctico, decimos a nuestros clientes que si coge el forraje y le aprieta en la mano, si le hace daño, puede tener un nivel de lignina que no se presta a la buena digestión.

El nivel de lignina en el forraje es importante porque el caballo puede digerir prácticamente todo del contenido de las células pero la fermentación bacteriana solo puede digerir un 50% o menos de la pared de la célula. Un nivel excesivo de lignina reduce de manera importante la absorción vitamínica del forraje y aumenta el riesgo de trastornos intestinales, entre ellos, cólico y laminitis.

¿Y la flora intestinal  ?

El sistema intestinal está diseñado para que el caballo pueda comer cantidades pequeñas de forraje de manera continua. El intestino grueso tiene capacidad para unos 85 litros de líquido y tiene billones de bacterias y protozoos que producen las enzimas que fermentan la fibra del forraje. Estos microbios son esenciales para el sistema digestivo del caballo porque él por sí mismo no los puede producir. La fermentación producida por los microbios proporciona al caballo la fuente de energía y los micro-nutrientes.

El caballo, debido a la poca capacidad que tiene su intestino delgado, no está diseñado para tomar pocas comidas copiosas, sino muchas pequeñas. Si el pienso es demasiado abundante la capacidad digestiva no es suficiente y la fermentación resultante es demasiado rápida. Esta fermentación, como el exceso de lignina, también puede causar varios tipos de problemas intestinales.

¿El Corte, La Siega y El Almacenamiento?

En general, cuanto más madura está la planta, menos digestible es y proporciona menos valor vitamínico. Sin embargo, mientras que es importante un buen nivel de digestibilidad, un nivel nutricional bajo no es siempre malo. Un forraje pobre es a nivel proteínico, justo lo que necesita el caballo para mantener un funcionamiento correcto de su sistema intestinal.  Con un heno de hierba con un nivel nutricional pobre, el caballo está contento con su estómago lleno y no está pegando coces y botes por un exceso de energía.

La hoja de alfalfa no cambia su digestibilidad ni su valor nutricional hasta que se cae o se rompe. Sin embargo, el tronco de la alfalfa aumenta de manera importante el nivel de lignina para poder mantener el peso de la planta ya madura, así que cuanto más madura sea la alfalfa menos digerible es para el sistema intestinal del caballo.

El heno se debe cortar cuando menos de un 40% de las plantas están en flor, y mucho antes de que se empiece a caer la semilla, para asegurar un buen nivel nutricional y un nivel bajo de lignina. En cuanto la planta empiece a formar las semillas, el resto de la planta aumenta en fibra y se pierde la digestibilidad.

En ciertas regiones, se pueden cortar las producciones de forraje siete u ocho veces al año, pero lo más normal es dos o tres veces. El heno del primer corte es generalmente el que contiene más valor nutritivo pero también suele tener más malas hierbas, porque pasa más tiempo entre el último corte y éste. Hay personas a las que no les gusta utilizar el primer corte de alfalfa para el caballo porque lo consideran demasiado fuerte. Otros no lo quieren utilizar porque se paga la alfalfa al mismo precio que se paga la malas hierbas así que prefieren esperar al segundo corte que esta mas limpio. Cuanto más calor hace, o sea en verano, menos valor nutricional tiene la planta, porque produce más tronco y menos hoja. El heno de otoño puede tener más hoja pero, en ciertas regiones, puede ser más difícil buscar un espacio  de tiempo sin lluvia para asegurarnos que se seque correctamente. En general, el número de orden del corte tiene menos importancia que la madurez que tenga la planta cuando se corte.

Después de cortar, se debe secar el heno al sol hasta que su contenido en humedad esté por debajo de un 20% o un 18% para pacas grandes. El nivel de humedad que tiene el heno es muy importante para su calidad. Si llueve mientras que se está secando, se puede reducir la cantidad de hojas hasta un 15% y reducir el nivel proteínico en un 25%. Si se empaca el heno demasiado húmedo, aumenta la posibilidad de que se forme moho o que crezcan hongos y puede hacer que la paca genere calor por la fermentación del heno. ¡Esto puede llegar a causar fuego en el almacén, así que mucho cuidado con el secado!

Se debe dejar la paca del heno con la parte cortada hacia arriba para que pueda respirar mejor y para disminuir la posibilidad de que acumule calor. No se debe nunca almacenar las pacas de heno que producen calor cerca de la cuadra, y es una buena práctica mirar la temperatura que tiene la paca de vez en cuando poniendo un termómetro dentro de la paca.

Segar cuando la planta esté en su mejor momento y con suficiente tiempo antes de que llueva, para que el heno se seque correctamente, es un auténtico reto. Para conseguir un heno de primera, hay que tener un agricultor de primera.

Digestibilidad versus Valor Nutricional

Una planta o cualquier elemento en la dieta del caballo puede tener cierto valor nutricional, pero si no es absorbido con eficacia, no llega a metabolizarse. En el caso del forraje, y especialmente la alfalfa, si está segado demasiado tarde, aunque tenga hojas y su nivel vitamínico sea alto, el nivel de lignina hace que el sistema intestinal del caballo no lo pueda digerir y esto puede incluso ser causa de cólico u otros trastornos intestinales.

Los dos factores más importantes para la digestibilidad son el nivel de lignina o el nivel de sílice de la planta. La alfalfa madura tiene mucha lignina. Los forrajes hechos de cereales (avena o cebada) pueden tener un alto contenido en sílice, el cual los hace brillar al sol. Las cáscaras de arroz tienen niveles muy altos de sílice y son indigestas para el caballo.

El fitato y oxalato en cantidad dificultan la absorción de ciertos minerales como el calcio, el zinc y el yodo. El nivel de oxalato y fitato es más alto en general en forrajes que provienen de regiones tropicales, así que no suele ser un problema que surja aquí en España.

Como se selecciona un buen heno

La apariencia que tiene el heno es la clave para saber su contenido nutricional. Si es heno de base de hierba, cuando madura aumenta el contenido en semilla y su nivel de energía disminuye. Esto quiere decir que cuanto más maduro se corta el heno, más pobre es su nivel nutricional.

El heno debe estar verde y no quemado por el sol. Sin embargo, en España, es común ver pacas de heno quemadas por fuera pero verdes por dentro. Hay que abrir la paca para asegurarnos que tenga buen color, que huele bien, no debe tener ni polvo ni moho y debe tener algo de hoja. Si es muy grueso, se ha cortado mas tarde y será menos digestible. Si se aprieta el heno en la mano, no nos debe doler. Si el heno pica en la mano, quiere decir que ha sido cortado muy tarde y tendrá menos valor nutritivo. Es normal ver alguna mala hierba y en principio no tiene importancia. Si se deja caer la paca de heno al suelo, no debe salir una nube de polvo. Saldrá mucho polvo, si cuando se segó la máquina fue ajustada para cortar demasiado cerca del suelo. Y por último, si usted estuviese dispuesto dormir en el heno, es prueba de que este será bastante bueno.

En general, es difícil saber el nivel vitamínico del heno sin hacer un análisis. Hay variaciones importantes que dependen del tipo de planta, del suelo donde creció y cuando se corto. Algunos jinetes compran siempre de los mismos prados para que no haya variaciones durante la temporada de competición. Si se almacena el heno durante más de 6 meses,  aumenta el contenido en polvo y el nivel nutritivo se reduce de manera importante.

Los Requisitos Físicos del Caballo

La naturaleza del sistema intestinal del caballo está hecha para que el caballo picotee un forraje pobre durante unas 18 horas al día. Tiene ácidos y encimas presentes en todo momento en el intestino para digerir este forraje. Si el intestino del caballo se queda vació porque sólo se le permite comer forraje durante unas horas, estas encimas pueden irritar las paredes del intestino y pueden llegar a causar cólicos o ulceras. Por esta razón, el caballo debe tener suficiente forraje suave a su alcance como para mantener su sistema intestinal estable.

Un caballo debe tomar heno en una cantidad aproximada de un 1% o más del peso de su cuerpo al día. Así que un caballo que pese 600 Kg. puede comer tranquilamente 6 Kg. o unos 3 libros de heno al día. No es aconsejable proporcionar más de 3 Kg. de alfalfa al día porque esto sobrepasa los requisitos de proteínas que tiene el caballo, así pues lo idóneo serían unos 2 a 3 kilos de alfalfa y el resto heno del prado. Por lo menos un 50% de la dieta del caballo debe consistir en forraje. Nunca se debe proporcionar más kilos de pienso que de forraje en la dieta.

Cuanto más podamos copiar a la naturaleza, menos problemas de salud tendremos, si se puede tener el caballo ocupado con su heno la mayor parte del día, mejor que mejor. Sin embargo, si no nos es posible este planteamiento, se puede proporcionar sólo un poco de heno por la mañana, unos kilos a mediodía y la mayor parte por la noche, para que estén entretenidos.

El caballo también presenta una faceta psicológica al ingerir los forrajes, porque la sensación de tener el estomago lleno no viene de la absorción de grano en el primer intestino, sino por la síntesis de forraje en el segundo intestino. Cuando al caballo le falta forraje en la dieta, surgen los vicios típicos como cuando comen sus propias heces, cuando tragan aire, o cuando comen madera.

Es mejor que el caballo coma el heno del suelo; su físico está diseñado para ello y el uso constante de la red de heno aumenta el riesgo de que el caballo se pueda enganchar con ella. Se puede proporcionar algo de forraje cuando el caballo viaja, pero no es obligatorio.

¿ Que es la causa de las tripas barrigudas?

Hay caballos que parecen que tienen la tripa distendida. Esto normalmente es causado por una dieta alta en fibra de hierba o heno. Fibra tiene una cantidad enorme de agua así que la distensión que vemos es el “lumen” del intestino lleno de agua que fermenta la fibra. Una tripa de tipo “barriguda” no perjudica a la mayoría de los caballos, pero para un caballo de carreras, el aumento de peso puede reducir su rendimiento. Para prevenir esa reducción en rendimiento antes de una competición o carrera, se puede reducir el nivel de forraje. Nunca se debe dar menos forraje que pienso porque puede perjudicar el sistema digestivo.

Una tripa de tipo “barriguda” no perjudica a la mayoria de los caballos, pero para un caballo de competición o de carreras, el aumento de peso puede reducir su rendimiento. Para prevenir esa reducción en rendimiento antes de una competición o carrera, se puede reducir el nivel de forrage en la dieta a 1% de total peso diario (nunca se debe dar menos forrage que eso porque puede perjudicar el sistema digestivo del caballo)

Está claro que el forraje es el elemento clave de cualquier dieta equina. Los profesionales deben tener unos conocimientos básicos de cómo se cultivan, como se cortan y como se almacenan correctamente los forrajes disponibles en España. También es importante saber cual es el más apropiado para el caballo y su trabajo en cuestión, como reconocer la buena calidad y donde se puede conseguir. El forraje es la base de la salud del caballo.

Productos recomendados: 

Escrito por Coby Bolger  HORSE1 - SPILLERS www.horse1.es

Fuentes de Información:

Universidad de Michigan USA –Colegio de Agricultura y Recursos Naturales

Advances in Equine Nutrition – J.D. Pagan

Understanding Equine Nutrition – Karen Briggs

Luis Yepes Rocha – Yeguada San Fernando

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

@Horse1Spain

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.