facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
 x 

Carro vacío

logomarca RIO 2016 olimpiadas brasil

Los jinetes preseleccionados para una Olimpiada reciben por regla general, un mensaje de su federación en diciembre del año anterior, con el objeto de dejar organizados sus productos alimenticios y suplementos. Tienen que informar de lo que comen los caballos que hayan obtenido la clasificación, incluyendo la marca del alimento, su procedencia y la razón por la que se usan en el caso de que se trate de suplementos.

¿Por qué? … Porque hay que efectuar un proceso de importación a la nación anfitriona (como todos sabemos, este año será Brasil) y hay que averiguar si va a ser legalmente posible llevar los mismos productos que utilizamos habitualmente o si tendremos que buscar una alternativa.

Los alimentos no pueden viajar en el avión con el caballo ya que hay unos límites muy estrictos en peso y volumen a la impedimenta que puede llevar cada caballo. Los piensos se llevan normalmente en contenedores especiales fletados por las fábricas de piensos en conjunto y a las órdenes de la Federación Nacional involucrada y de sus jinetes.

La hoja informativa que rellenan los jinetes es realmente el primer paso para determinar la dieta que comerá su caballo si llega a participar en Brasil. Si es un caballo que lleva muchos años en la alta competición, la alimentación no será complicada. Los caballos emblemáticos del equipo Español, como por ejemplo “Grandioso”, montado por Daniel Martín Dockx o “Norte Lovera” montado por José Antonio García Mena tienen sus dietas consagradas desde hace años. Es cuestión de asegurarnos de que el producto pueda entrar en el país o buscar una alternativa con un sabor y aporte energético similar.

¿Pero qué hacemos con los caballos que son relativamente jóvenes y que todavía no se han enfrentado a un viaje en avión o un cambio de continente? …

Tarde o temprano esta nutricionista recibe la llamada del jinete… ¡Casi siempre durante las vacaciones de Navidad!... Y entonces comenzamos con el trabajo.

En este caso, la primera pregunta es “¿Qué puedo llevar a Brasil?”… Esto conlleva una conversación con las fábricas para ver quién tiene suficientes jinetes para poder organizar un contenedor al destino. Luego hay que saber quién va a coordinar el piensero y servicio de forraje en las mismas instalaciones olímpicas. Para la Olimpiada de Río de Janeiro, el coordinador de la alimentación es el laboratorio de investigación equina, “Kentucky Equine Research” (KER www.ker.com).

Esto es una gran suerte para nosotros aquí en España. KER lleva coordinando los alimentos de los caballos Olímpicos desde las Olimpiadas de Atlanta. Y tenemos en KER una empresa amiga que realmente entiende de caballos. Nuestros amigos de KER nos aseguraran que en Río hay un buen heno, haylage equino, alfalfa en rama, paja y viruta. Y también que llevarán los suplementos más necesarios, como electrolitos, vitamina E natural, Omega 3 y protectores articulares.

Pero… ¿Y qué hacemos con el pienso?

En estas Olimpiadas, las marcas que me han avisados que estarán presentes en Brasil son Cavalor, Saracen y Red Mills. Esto quiere decir que voy a buscar primero entre los piensos de estas marcas para resolver la alimentación de los caballos que no estén ya en ellas, la misión no será difícil pues las tres son marcas de calidad excepcional.

No me preocupa mucho el nivel de nutrientes con estos productos. Son alimentos muy contrastados a nivel internacional y no pueden fabricar nada que no esté a la altura de las exigencias más estrictas.

Lo que me preocupa es el manejo de las fuentes energéticas. Si el caballo tiende a ser algo “brillante” o “nervioso”, apostamos con un pienso con menor nivel de almidón y mayor nivel de fibras y aceites. Si tenemos una situación contraria, en que el caballo no es demasiado energético, optamos por mayores niveles de almidón. ¿Y qué pasa si al caballo le notamos diferente después de su primer viaje en avión y con el clima de Brasil?...

Por ejemplo, Rokfeller, montado por Eduardo Álvarez Aznar, va a llevar 2 piensos diferentes, uno con mayor aporte de aceite y otro con mayor aporte de almidón. Eduardo puede jugar con mayor o menor cantidad de ellos, según como sienta al caballo.

También podemos evaluar si algún caballo suele perder peso cuando viaja, si deberíamos apoyar la masa muscular o si se deshidrata fácilmente. En este caso, podemos ser proactivos e introducir una papilla con mayor aporte de electrolitos o un pienso rico en proteínas, calorías y aceites.

Hagamos lo que hagamos, hay que probar la ración ahora en primavera y tener todo bien estable antes de salir. Esto quiere decir que vamos a contrastar cómo reacciona el caballo a la ración introducida en entrenamiento, de viaje y en concurso… y ajustaremos pequeños detalles hasta que la dieta del caballo deje de ser una preocupación para nuestros jinetes.

¡Porque ya tiene el jinete suficientes preocupaciones como para estar pensando en su pienso!

¡Buena suerte a todos! Coby

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.