facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

La fatiga es el enemigo del caballo de deporte. El cansancio aumenta el riesgo de lesión,  perjudica el sistema inmunológico y le quita autoconfianza al caballo, de forma que le desespera psicológicamente. 

En mi trabajo día a día recomendando raciones y ayudando a los jinetes y entrenadores a evaluar la forma física de sus caballos, he notado que es fácil pasar por alto las señales, a veces muy sutiles, de cuando el caballo empieza a entrar en fatiga.

El cansancio en sí no es siempre malo. Hay que estresar al organismo para aumentar su forma física y el caballo debe cansarse. El problema surge cuando no mides bien los esfuerzos y el ejercicio que realizas empuja al caballo a la fatiga. Queremos cansancio a un cierto nivel, pero no fatiga.

Es obvio que el caballo está cansado cuando suda y tarda tiempo en recuperar su respiración. Pero hay diferentes tipos de cansancio y cada uno tiene señales diferentes de fatiga. ¿Los conoces?

Fatiga ósea

La fatiga ósea es casi imposible de identificar hasta que es demasiado tarde. Cuando lo notamos claramente es cuando ya hay una fisura o fractura que provocará cojera, variación en el apoyo de la extremidad afectada y dolor intenso. El problema añadido es que a cuando surgen problemas de fatiga en densidad ósea se suele llegar a la conclusión de que aparecieron consecuencia de un golpe.

Sin embargo, el estrés repetido ocasionado por trabajos que empeoran la densidad ósea hasta producir fatiga ósea causa sobrecañas en hasta el 80% de los potros jóvenes en el hipódromo. Para complicar la situación todavía más, diversas investigaciones han comprobado que existe una gran variabilidad individual entre caballos respecto a la velocidad de incremento de la densidad ósea. Es decir, el trabajo que funciona con un caballo puede ser demasiado para otro.

¿Qué signos pueden indicarte que los huesos entran en fatiga? Antes de desencadenarse una fractura o fisura aparece calor en la zona, pero tienes que chequearlo cuando el caballo lleva horas en el box y está realmente frio. Se han intentado introducir máquinas y sensores que evidencian cambios sutiles de temperatura, pero nunca se han llegado a utilizar con asiduidad en las cuadras. Además, en el momento que el caballo de un paso ya es casi imposible notar una variación en calor en la extremidad si no tiene una lesión. Si notas calor y pulso, malo.  

¿Cómo es un trabajo que perjudica la densidad ósea?

Un trabajo que consigue aumentar densidad ósea es simplemente andar y trotar en superficies duras. Para un caballo de tres años lo aceptado serían 30 a 45 minutos de paso todos los días durante 12 semanas con sesiones de trote de 6 a 9 minutos 2 veces por semana. También sabemos que los caballos aumentan su densidad ósea ante trabajos fuertes de hipódromo. Pero este mismo trabajo puede ser demasiado para ciertos caballos.

Sabemos también que caballos expuestos al sol tienen mejor densidad ósea que los caballos encerrados en boxes. Esto seguramente será porque se mueven más y por la mayor producción de vitamina D.

¿Mi consejo? No escatimes en trabajos para aumentar la densidad ósea, pero deja al caballo también suficiente tiempo para recuperarse y ante cualquier señal de dolor o sensibilidad en la caña levanta el pie del acelerador y reduce el trabajo del caballo. Acompaña nutricionalmente ese trabajo con una dieta específica para aumentar densidad ósea. En estos casos necesitas proporciones correctas de macro y micro minerales más proteínas.

Una lesión prevenida es siempre un abordaje más barato y eficiente para la carrera deportiva del caballo.

La fatiga muscular

Cuando me refiero a la fatiga muscular estoy hablando del momento en que el caballo simplemente no tiene la fuerza necesaria para ejecutar el trabajo que le pides. Aquí hay dos factores: el sistema muscular y el sistema cardiovascular que funcionan conjuntamente pero que observamos de forma independiente.

Miremos primero la fuerza del músculo. El músculo aumenta en fuerza, es decir, en la capacidad de mover peso, incrementando su masa. Si lo simplificamos, hay que trabajar el músculo en intervalos cortos, pero con mucha exigencia. Después del esfuerzo fuerte, hay que dar tiempo al músculo para que pueda volver a llenarse de sangre y después repetir el ejercicio. Y hay que trabajar el músculo concreto que queremos fortalecer. Esto es un reto porque el primer músculo que interviene ante un trabajo siempre es el más fuerte y en muchas ocasiones lo que hacemos entonces es seguir fortaleciendo el más fuerte dejando al que precisamente queremos fortalecer sin trabajar.

Aquí lo importante es ser muy disciplinado en el momento de pedir el esfuerzo al caballo y así aseguramos que intervienen los músculos, ligamentos y tendones que necesitamos fortalecer. Otro “truco” para la puesta en forma de la musculatura frente a esfuerzos importantes es trabajar durante cortos periodos de tiempo en superficies diferentes. Cuestas, transiciones, líneas rectas largas con variaciones de velocidad, círculos y todo tipo de variación de trabajos involucran el trabajo de un gran número de músculos pequeños en el caballo e incrementan su fuerza.

Es importantísimo tener medir los trabajos para poder compararlos y ver la evolución del caballo. Según su raza y conformación, hay caballos que para ganar fuerza física necesitan más tiempo y esfuerzo y otros que se ponen en un momento.

La fatiga muscular se evidencia como una combinación de las siguientes señales:

-          El caballo esta triste en el box

-          Eleva menos las extremidades durante el trabajo.

-          Empieza a trabajar de manera activa pero “pierde gas” a medida avanza el trabajo

-          Deja el cuello hacia abajo durante el trabajo.

-          Adelante el peso hacia las manos

-          Te pesa en la mano. Se apoya con el filete

-          Se defiende por momentos

-          Se tropieza

-          Se nota menos suspensión en sus aires

-          Tendrá peor equilibrio en los posteriores

-          No mueve las extremidades con la misma precisión

-          En las transiciones hacia abajo se "cae"

-          Cualquier irregularidad en los aires del caballo se acentúa

-          No logra sostener los movimientos más avanzados como piaffe, passage o pirueta

-          Tarda más en calentar el día después de trabajar

Hay que aclarar que por supuesto todos los caballos hacen algunos de los comportamientos señalados en la lista anterior en algún momento dado. Por esa razón precisamente no es fácil identificar cuando te estás pasando de trabajar al caballo y está entrando en fatiga. Existe una fina línea entre trabajar al caballo para ganar fuerza o cansarle al punto de perjudicar el proceso de puesta en forma.

En general, deberías notar una mejoraría con un trabajo específico y concentrado en 6 semanas. Pero tienes que comparar con algo objetivo.

Hay que apuntar aquí la importancia de la calidad de la dieta en el desarrollo de la masa muscular. De forma simple, o aportas una calidad de proteínas correcta en conjunto con el aporte calórico y nutricional o el caballo no aumentará su masa muscular aunque lo trabajes correctamente.

Esta combinación de trabajo de fondo, descanso y nutrición correcta previene lesiones y fatiga. El caballo puede reaccionar mejor ante los ejercicios y una vez más no notas la lesión que has prevenido.

Y aquí me quedo sin espacio para más... Dejaré para otro momento la parte de puesta en forma del sistema cardiovascular.

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies Horse1

En Horse1 utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarte una mejor experiencia en tu navegación. Queremos informarte de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos, detallando a continuación, que es una cookie, para que sirve, que tipos de cookies utilizamos, cuales son su finalidad y como puedes configurarlas o deshabilitarlas si así lo deseas.

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

Una "Cookie" es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario, tablet, smartphone o cualquier otro dispositivo con información sobre la navegación.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles son susceptibles de mejora.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándote la navegación y usabilidad de nuestra web.

En ningún caso las cookies podrían dañar tu equipo. Por contra, el que estén activas nos ayuda a identificar y resolver los errores.

¿Qué tipos de cookies utilizamos?

Según la entidad que la gestiona:

  • Cookies propias: Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.
  • Cookies de terceros: Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por contenido externo como Google Maps.

Según el plazo de tiempo que permanecen activadas:

  • Cookies de sesión: Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso.
  • Cookies persistentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Estas cookies las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

Según su finalidad:

  • Cookies técnicas: Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, realizar el proceso de compra de un pedido, utilizar elementos de seguridad, almacenar contenidos para poder difundir vídeos o compartir contenidos a través de redes sociales.
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.
    Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos y servicios que ofrecemos.
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.
  • Cookies de publicidad comportamental: Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.
Relación de terceros prestadores de servicios de cookies en el dominio www.horse1.es:
Nombre
del proveedor
Finalidad
de la cookie
Descripción de la finalidad
de la cookie
Si desea más información sobre el uso de las cookies de este tercero
AddThis Analíticas Cuando los vínculos se proporcionan a los servicios de terceros que encuentras útiles, puedes colocar una cookie en tu dispositivo para realizar tu servicio más fácil de usar. Esta cookie te permite compartir contenidos a través de estas páginas Web y del correo electrónico. http://support.addthis.com/
Google Analíticas Cookies de Google Analytics. Generan un ID de usuario anónimo, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Asimismo, calcula cuando se ha terminado una sesión, origen del usuario, y keywords. https://developers.google.com
/analytics/devguides/collection
/analyticsjs/cookie-usage

NOTA: Esta lista se actualizará con la mayor celeridad posible a medida que cambien los servicios del sitio web ofrecidos en el mismo. Sin embargo, ocasionalmente durante esta actualización puede ser que la lista no incluya ya una cookie, aunque siempre se referirá a cookies con propósitos idénticos a los registrados en esta lista.

¿Cómo puedes configurar o deshabilitar tus cookies?

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

En los siguientes enlaces tienes a tu disposición toda la información para configurar o deshabilitar tus cookies en cada navegador:

Consentimiento

En Horse1 nunca guardamos los datos personales de nuestros usuarios, a excepción de la dirección IP de acuerdo a lo descrito anteriormente, salvo que quieras registrarte, de forma voluntaria con el fin de realizar compras de los productos y servicios que ponemos a tu disposición o de recibir información sobre promociones y contenidos de tu interés.

Al navegar y continuar en nuestra web nos indicas que estás consintiendo el uso de las cookies antes enunciadas, y en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies.