facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

¿Doping Sin Saberlo?

¿Doping Sin Saberlo?

El máximo responsable del caballo de competición es su jinete. En muchos casos de doping positivos, el responsable del caballo dice que no ha proporcionado la sustancia prohibida al caballo, y tampoco se encuentran restos del producto por el que ha dado positivo en su cuadra. De hecho, hay demasiados casos en que el positivo de doping se produce por circunstancias desconocidas y que no tienen nada que ver con un intento ilegal de mejorar el rendimiento. Sin embargo, para empezar, los resultados competitivos quedan anulados y puede que el responsable tenga que pagar alguna multa o quedar fuera de la competición durante un tiempo, dependiendo de lo que decida el consejo que juzgue el caso.

La definición de doping es el uso de cualquier sustancia prohibida por la FEI para mejorar el rendimiento competitivo o enmascarar un problema existente de salud. Las pruebas para sangre y orina son cada vez más exigentes y hay que saber exactamente que puede producir casos positivos de doping. Por eso, es imprescindible que la persona responsable del caballo que pueda estar sometido a una prueba anti-doping, controle todo lo que esté alrededor del animal. Un buen manejo de cuadra y una comunicación clara entre el jinete o preparador con el equipo veterinario, dentista, mozo, fisioterapeuta y herrador asegura que no surja un doping positivo por accidente.

 

El Manejo de Cuadra

El jinete y entrenador debe mantener sustancias que pueden dar doping bajo llave en el botiquín de la cuadra y separados de los demás productos. Estas sustancias también deben estar claramente marcadas que dan doping. Los medicamentos para los caballos de la cuadra que no estén en competición, deben estar guardados fuera de la piensera para que no puedan contaminar la comida de un caballo de competición.

Los caballos o ponies de los niños pueden estar sujetos a anti-doping si participan en concursos importantes como Campeonato de España o Campeonato de Europa. Puede que el caballo de competición sea también nuestra mascota, pero compartir nuestras chocolatinas o galletas nos puede ocasionar disgustos. ¡Nada de comida humana para los caballos! Hay un estudio que demuestra que 10 M&Ms son suficientes para que el caballo de positivo por cafeína y unos trozos de pan con las semillas de amapolas, que se utilizan mucho en pastelería, puede dar positivo por opio.

Cuando surge un positivo de opio, el laboratorio no puede averiguar si la fuente de la sustancia ha sido un tratamiento analgésico o una contaminación por una comida humana. Ante la duda, siempre se anulan los resultados competitivos para empezar.

Hay un estudio americano que ha demostrado que un caballo que no había sido tratado con finadyne tenía la sustancia en su sangre catorce días después de estar en un box el cual había sido ocupado antes por un caballo tratado con dicha sustancia. Hay otro estudio distinto en que se podía detectar la sustancia isoxsuprina en los cepillos de limpieza y en el box del caballo semanas después de su tratamiento. Estos estudios muestran que la higiene del ambiente del caballo de competición es de alta prioridad. Lo mejor es lavar los cubos y los comederos con jabón y no compartirlos con otros caballos.

Los suplementos que contienen hierbas no están sujetos a las mismas normas de pureza que los productos considerados como vitaminas. Aunque la etiqueta dice que el producto no contiene ninguna sustancia prohibida, no se sabe si el lote producido dará positivo o no. No hacen pruebas de lo que realmente contiene el producto así que ojo con las hierbas.

Las cremas y otros productos tópicos también pueden dar doping. Ha surgido un caso de doping positivo por ibuprofeno que luego se demostró que fue por culpa de una persona que utilizaba un gel con la sustancia que mezclaba los piensos calientes con sus manos. El alcohol de romero tampoco es fiable para utilizar para masajes. Es mejor utilizar otros productos especializados para los caballos de competición como la árnica en líquido para masajes, el sulfato de magnesio para emplastes o gredas para tendones.

La entidad que venda el producto, sea vitamina, crema o hierba, debe estar al tanto de las últimas normas de doping y tener un procedimiento de apoyo en caso de que haya una sospecha de doping a causa de algún producto suyo. Por ejemplo, la valeriana ha sido recientemente añadida al listado de productos prohibidos para su uso en competición. Si la compañía no está dispuesta o no tiene el tamaño para apoyar el cliente, sus productos no son fiables para el caballo de competición.

Hay diferencias en Europa y Estados Unidos en las sustancias que están aceptadas. Por esta razón, se debe asegurar que la formulación que compre esté fabricado según las normas de la zona donde se va a utilizar. Cuando uno vaya de viaje, es siempre apetecible comprar algún producto nuevo que no se encuentra en casa, pero hay que tener cuidado. Una de las sustancias aceptadas en EEUU es el alcanfor que se utiliza en productos para tendones y para limpiar las vías respiratorias. Sin embargo, en Europa está considerado un positivo en doping.

La definición de positivo de doping en humanos es diferente a las normas para caballos. Por esta razón algunos productos para humanos pueden dar positivo cuando están utilizados para caballos. En caso de duda, el veterinario del caballo debe contactar con la FEI o con la Federación Nacional para asegurar que la sustancia esté aceptada. En los últimos años ha habido casos de positivos con caballos en los que se utilizan productos para tratar úlceras o para ayudar a viajar mejor.

Nadie podría imaginarse que un caballo pudiera dar positivo por cocaína, pero ésta, se encuentra en la orina con bastante facilidad. Hay pruebas que muestran que con pequeñas cantidades de cocaína se pueden encontrar suficiente benzoylecgonina (BZE) y ecgonina methyl eter (EME), las sustancias en que se metaboliza la cocaína, para definir como doping positivo hasta 24 horas después de ingerir la sustancia. La poca cantidad podría ser lo que queda en las manos de un usuario de cocaína mientras que mezcla un pienso, ya que no se ha detectado ningún caso en el que alguien haya intentado mejorar el rendimiento de un caballo con esta sustancia.

 

Se hace la planificación del concurso internacional con el calendario en la mano. Por ejemplo, si hace falta esquilar el caballo y hay que tranquilizarle, debe hacerlo con suficiente antelación para que no puede dar doping. Tampoco se puede tranquilizar el caballo para hacer sus dientes ni transportarle a concurso si no hay tiempo suficiente para que el producto salga de su sistema.

 

En casos de alergias repentinas a mosquitos u otros insectos en los que se tiene que tratar el caballo con un antihistamínico, el veterinario del caballo tiene que proporcionar un certificado con la información sobre el problema y su tratamiento, que se entrega con el pasaporte al veterinario del concurso cuando llega el caballo. El veterinario del concurso tiene que tomar la decisión de aceptar el caballo a la competición o no, según su criterio.

Asegurar un buen manejo de cuadra

· Identificar productos (medicinas, suplementos o cremas) que pueden dar doping y tenerlos bajo llave y separados de las demás medicinas.

· Deja claramente escrito los piensos y suplementos que debe recibir el caballo y instrucciones estrictas que no se debe dar otro producto que queda fuera de la planificación oficial sin autorización.

· El veterinario, el dentista, el fisioterapeuta y el mozo del caballo deben tener claro la fecha en que puede estar sometido a una prueba de doping.

· Utilizar productos garantizados con un certificación para prevenir positivos por contaminación.

· Los caballos de alta competición deben estar separados de los caballos en pupilaje normal o los que están bajo tratamiento veterinario.

· Los piensos de competición se deben mantener separados de los piensos que no tiene garantías para asegurar que no hay riesgo de contaminación.

· Mezclar piensos con una cuchara de madera limpia y no con las manos.

· El caballo no debe utilizar un box de otros caballos y ningún caballo desconocido debe entrar en la suya.

· No se debe compartir equipos de limpieza o cubos entre caballos y estos se deben lavar y desinfectar a menudo.

· No se debe dar comida al caballo que no sea su pienso usual y por supuesto ¡nada de comida humana!

· Se debe lavar los manos entre el manejo de un caballo a otro.

Los Piensos

El pienso también puede dar positivo y cada año hay positivos de doping tanto en la competición como en el hipódromo. Las sustancias más comunes de contaminación son la cafeína y la teobromina, pero también se ha encontrado opios y otras sustancias.

Si una compañía que produce pienso para caballos utiliza la fabrica para producir pienso para otros animales o utiliza como materia prima deshechos de fabricas de pastelería, pueden entrar pequeñas cantidades de sustancias contaminantes como la chocolate o la cafeína. Si la compañía no asegura la pureza de la materia prima antes de que entra en fábrica o no exige que los camiones que llevan la materia prima no lleven otras sustancias que puedan dar doping, hay un cierto riesgo de que el pienso pueda dar positivo o esté contaminado con algún otro sustancia.

Por esta razón, el caballo de alta competición debe utilizar piensos que ofrecen una certificación Europea que manifieste que cada tonelada de cada producción de pienso sea analizada y se guarde una muestra para re-análisis en el caso de que surja algún problema.

Es usual que la fábrica mantenga procedimientos publicados y estándares de cómo se lleva a cabo el análisis de la materia prima antes de entrar en la instalación y garantizan que no contamina las producciones para caballos. El idóneo es que la fábrica únicamente produzca productos para caballos, pero lo mínimo para garantizar que no haya contaminación alguna es mantener una línea de producción totalmente aislada desde los silos para la materia prima, la mezcladora, las maquinas y el almacén hasta que el pienso esté distribuido al consumidor.

Las compañías de pienso para caballos de competición también proporcionan apoyo e información sobre la partida de pienso servido y están acostumbrados de trabajar con la FEI y Jockey Club para estar al tanto de las últimas reglas introducidas. Hoy en día tienen una responsabilidad enorme en el rendimiento y resultados de los caballos que comen su pienso, y una equivocación puede llevar a la compañía a la ruina.

El uso de cereales, heno y alfalfa también lleva cierto riesgo. Si la alfalfa está expuesta al sol y tiene algo de humedad, puede dar positivo de ácido acetil salicílico, pero hasta hoy no ha habido ningún caso con una cantidad suficiente como para considerar doping. Si el heno o avena ha crecido con un tipo de planta que se llama Datura sp., puede que de positivo por scopolamina y atropina. Los cereales como avena y cebada o maíz que crecen cerca de amapolas de un cierto tipo pueden dar positivo de opio, así que no se puede tomar como un hecho que un producto es puro si no se ha controlado donde ha crecido, el transporte y almacenaje del producto en todo momento.

Cada jinete o preparador toma su decisión según sus propios criterios. Hay gente que utiliza solamente productos garantizados y como forraje utiliza ensilados equinos controlados para que no hay duda de la pureza de la comida. Hay que tomar la decisión apropiada para el nivel de competición del caballo.

Hay que saber que lo que está considerado como doping o no, está bajo la mirada de todos y se están ajustando las normas constantemente. En una reciente reunión de los veterinarios en EEUU, se ha hablado de los medicamentos utilizados para los caballos que padecen úlceras gástricas. Unos estudios recientes muestran que hay altísimo porcentaje de caballos de competición que tienen este problema que les aumenta el riesgo de cólicos y otros problemas digestivos. Sin embargo, en el caballo de RAID, las úlceras gástricas no son tan comunes así que han decido no aceptar el uso de estos productos en su disciplina aunque la FEI las acepta para Salto, Enganche, Reining, Doma y Concurso Completo.

Existen ciertas terapias que también están controladas por la FEI. Una terapia analgésica no muy conocida en España, pero bastante común en el resto de Europa y EEUU que se llama ESWT (Extracorporeal Shock Wave Therapy) se tiene que dejar de utilizar cinco días antes de concurso. La FEI reconoce que en este momento no tiene manera de probar el uso fuera de plazo de esta terapia, pero lo están estudiando.

Son cada vez más los Españoles que participan en lo más alto de la competición internacional y un caso positivo de doping pone en juego el buen nombre de todo jinete Español. Un positivo de doping no solo estropea el nombre del jinete o preparador, sino, un positivo anula los resultados competitivos del equipo. Se ha perdido medallas y clasificaciones Olímpicas por caballos que han dado positivos. La clave en prevenir un positivo de doping por contaminantes es cuestión de trabajo y esfuerzo. Si el jinete practica un buen manejo de cuadra y se comunica bien con su equipo, se puede asegurar que este problema no surja.

 

Escrito por Coby Bolger – Horse 1 – Spillers

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.