facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

Suplementos - ¿Cuándo y cómo se deben dar?

¿Qué Suplemento Necesita el Caballo y Cuando?

Las tiendas y farmacias especializadas para el caballo han aumentado radicalmente la oferta de suplementos que prometen un sin fin de milagros. Nos hacen creer que con el suplemento adecuado, nuestro caballo estará más fuerte, saltará más alto, le brillará más el pelo, aguantará más concursos con el nivel energético apropiado, o sea, nos va a convertir el caballo de paseo en el Pegaso de nuestros sueños ¿No?.....¡Pues no! Vamos a analizar cual es el papel que tienen los suplementos para el caballo, como y cuando utilizarlos.

¿Cómo son los productos hoy en día?

La mayor parte de los caballos de deporte reciben algún tipo de suplemento  durante su vida deportiva. En muchos casos, es debido a que el responsable del animal no tiene acceso a la información nutricional de la ración que recibe el caballo y cree que puede haber algún elemento que necesite. La definición de suplemento es el elemento que se proporciona para completar algo que no está entero. O sea, si hay una deficiencia en la dieta del caballo, un suplemento debe aumentar el nivel vitamínico hasta llegar al adecuado para el animal, según sus requisitos individuales.

Los productos que hoy en día están disponibles en el mercado vienen en varios formatos. Hay jeringas orales, líquidos, polvos, o granulados. Luego, existe un sin fin de contenidos e ingredientes desde las simples vitaminas o minerales que se venden por separado, como la vitamina E o suplementos que mezclan vitaminas. Hay productos que utilizan hierbas como fuente de vitaminas y luego hay lo que se ha dado en llamar “nutracéuticos”.

 

El termino “nutracéutico” se describe como una combinación de nutrición, hierbas e ingredientes de farmacia pero sin utilizar drogas, o sea algo más que una vitamina. Este tipo de suplemento más moderno se supone que aumenta las defensas y la capacidad del organismo del caballo para  regenerar tejidos y curarse a sí mismo. Luego, dentro de este campo, hay auténticas batallas entre fabricantes sobre que producto funciona mejor o se absorbe de mejor manera y como pueden proporcionar mas garantías de que el producto esté libre de contaminaciones. El fabricante de un nutracéutico no puede, por ley, decir que un producto cura algún problema específico. Tiene que comunicar para lo que vale el producto de manera indirecta asegurando que el cliente no entienda que el suplemento vale como un medicamento o droga.

La tendencia  últimamente es  proporcionar al caballo mezclas de elementos equilibrados ya que existen varios estudios que muestran que un solo producto no funciona con la misma eficacia que varios productos en conjunto. Por ejemplo, no se debe proporcionar la Vitamina E sin suficiente Selenio. Cuando se suplementa la dieta con anti-oxidantes, hay varias pruebas que sugieren que si el organismo del caballo no recibe la mezcla apropiada no tiene la misma eficacia.

¿ Son Todas las vitaminas iguales?

En una palabra – ¡NO!- Hay variaciones enormes en la capacidad de absorción de ciertos nutrientes. Por ejemplo, si se proporciona un nutriente, pero este no llega apropiadamente al lugar dentro del sistema intestinal donde pueda ser absorbido, es como si no estuviese incluido en el suplemento. Por esta razón, se añaden aminoácidos a los minerales para garantizar que lleguen al organismo del caballo. Este tratamiento se anota en la etiqueta del producto como un mineral “quelado”.

 

Hay diferencias de absorción también según la fuente de la vitamina. Por ejemplo, la Vitamina E se encuentra en el ingrediente alfa-tocoferol. Se sabe que el alfa-tocoferol que viene de fuentes naturales se absorbe más rápido y permanece dentro de los tejidos del caballo durante más tiempo que el alfa-tocoferol que se produce de manera sintética.  Pero:  ¿Cómo se puede saber cual es la fuente de la vitamina E?...La etiqueta debe tener un listado de ingredientes y el alfa-tocoferol natural se denomina con la letra D por delante, o sea D-alfa-tocoferol. La vitamina E sintética se denomina con un DL delante, o sea DL alfa-tocoferol.

¿Cómo interpretar los ingredientes?

¿Ha intentado entender las cantidades de ingredientes que va a recibir el caballo con la dosis recomendada de un suplemento? Este tema puede resultar importante si el suplemento para articulaciones, su multi-vitamínico y su pienso contienen las mismas vitaminas y minerales. Proporcionar al caballo muchos tipos de suplementos a la vez puede resultar perjudicial si los niveles vitamínicos llegan a sus niveles tóxicos. Cuando el ingrediente está listado como porción por millones (ppm) no se sabe cuantas porciones hay en el recipiente y tampoco se sabe cuantas porciones hay en una dosis recomendada. Así que: ¿Cómo se sabe si el caballo se está acercando a un nivel tóxico de un ingrediente?

El problema empieza con las etiquetas, pues los suplementos no están controlados de la misma manera que los productos de farmacia y medicamentos. Los reglamentos varían entre país y país. También se complica el tema porque a veces y según quien fabrique el producto, pueden incluso variar los ingredientes, los protocolos de mezcla y la concentración de cada elemento.

El marketing de suplementos nos promete que pueden aumentar el flujo sanguíneo, aumentar el flujo de oxígeno hacia los tejidos, prevenir la mioglobinuria, aumentar masa muscular etc. Se listan los ingredientes en orden de importancia y en la etiqueta no se pone la dosis de la misma manera que lo pondrían si fuese un medicamento. Estos son unos ejemplos de lo que ponen las etiquetas de algunos suplementos vendidos en España. “Puede apoyar de manera nutricional el mantenimiento de cartílago y articulaciones sanas”; o “puede ayudar de manera natural a  reducir el comportamiento resultante de desequilibrios de hormonas”. Si las etiquetas de estos productos dijeran “Está comprobado que este producto disminuye el dolor y la inflamación asociada a la artritis”, ya entrarían en el terreno de medicamentos y estarían controlados de la misma manera.

Es interesante tener en cuenta también la forma en la que viene el suplemento. Si el suplemento viene en forma de granulado, hay que asegurar que el granulado ha sido producido en frío ya que una producción de granulado en caliente puede destruir o perjudicar ciertas vitaminas. Los caballos suelen comer los granulados mejor que otras sustancias y de esta forma tenemos cierta garantía de que el caballo coma la dosis entera. Pero si este granulado no nos proporciona información de cómo ha sido producido, es preferible comprar suplementos en presentación de polvo o liquido.

Luego cada suplemento tiene su sabor. Hay que asegurarse que al caballo le gusta y lo come, porque si no, es lo mismo que tirarlo. Si al caballo no le gusta el suplemento, busque otro de otra marca. Muchos suplementos vienen en forma de jeringa o se pueden meter en una jeringa con puré de manzana con el objeto de asegurar que el caballo recibe su dosis. Si quiere proporcionar un suplemento a su caballo, debe cerciorarse que efectivamente el caballo ingiera el producto y no termine en el suelo de la cuadra.

 

Últimamente, muchas compañías que venden suplementos no proporcionan ninguna prueba ni investigación científica que garantice que el producto funciona. Depende de la empresa, pero a muchos les falta una metodología de analítica y control de calidad que proteja al cliente. Ni siquiera está definido claramente como identificar los ingredientes.  Hace años, no había tantos productos en el mercado y las compañías que producían suplementos eran laboratorios de investigación especializados en caballos. Debido al aumento enorme del numero de caballos de deporte en el mercado y las posibles ganancias en el sector de los suplementos, han aparecido recientemente compañías que ofrecen suplementos de todo tipo, pero que no proporcionan garantía alguna.

¿Qué debe hacer el Cliente?

Pedir el desglose de nutrientes de la ración actual del caballo. Esto debe incluir el pasto, heno, alfalfa o paja que recibe, mas los cereales, pienso compuesto y cualquier otro elemento que ingiera. Ayuda saber algo sobre la calidad de suelo y también del agua.

Mirar el estado físico del caballo y su planificación de trabajo. Antes de proporcionar un suplemento, debe asegurar que su salud es buena, que mastique correctamente y que esté desaparasitado según lo que dicte su situación.

Examinar lo que promete el producto: Un nutracéutico no puede apuntar que el producto trata, diagnóstica, previene o cura una enfermedad. Sólo se puede aludir a lo que parece que puede hacer el producto de manera indirecta. Diga lo que diga en la etiqueta de un producto, no quiere decir que funcione mejor que otro. Hay que tener cuidado con los productos que pretenden tener apariencia o enunciados de medicamentos. Son suplementos, no son medicamentos y no van a funcionar igual. Un suplemento ayuda al cuerpo del caballo a curarse a si mismo y esto cuesta tiempo. No va a curar un problema sin la propia ayuda del al organismo del animal. El ejemplo lo podemos ver con algunos suplementos para articulaciones que hace poco tiempo prometían resultados en cuatro o cinco días. Cuando se piensa en los centros de investigaciones que gastan millones de Euros intentando curar la artritis, es obvio que un simple suplemento no va a resolver el problema en unos días. Hay que utilizar el sentido común.

Preguntar a su veterinario y a su herrador, leer artículos publicados y utilizar la experiencia de otros profesionales para reunir la información necesaria para tomar una decisión inteligente.

Buscar etiquetas e información sospechosa:  Muchas etiquetas no contienen todas los ingredientes, es posible no saber exactamente lo que hay en el producto. No se puede tomar como un hecho que el fabricante del suplemento haya actuado en buena fe.

Por ejemplo:

  • Si no se indica la cantidad de cada ingrediente por dosis, hay que preguntarse  por qué el fabricante no ha preparado la información de manera clara.
  • El producto debe tener un número de lote y una fecha de caducidad para poder identificar la producción en caso de que surja un problema. Una fecha de caducidad es importante para asegurar que las vitaminas sigan activas. Las vitaminas pueden ser bastante volátiles especialmente cuando están mezcladas con minerales.
  • Un producto que se vende mucho más barato pero que contiene los mismos ingredientes que productos más caros. Todos los productores pagan más o menos lo mismo por la materia prima. Los grandes fabricantes pueden recibir un descuento por mayor consumo, pero no es significante cuando el producto llega al mercado. Así que si un producto se vende a la mitad del precio que otro, sus ingredientes su calidad probablemente no serán los mismos.

Asegurémonos que el fabricante del suplemento tenga una infraestructura de laboratorio de investigación y capacidad  para  responder y responsabilizarse en el caso de que surgiese algún problema.

Mezclar los suplementos con el pienso en el último momento. Hay ciertas vitaminas que reaccionan con otras. La combinación de las Vitaminas E y C pierden efectividad con más rapidez cuando se mezcla con hierro y cobre.

Comprobar como queda la ración, ya que si se añaden varios suplementos se debe asegurar no llegar a un nivel excesivo de alguna vitamina que pueda llegar a ser tóxico.

¿Cuáles son las garantías de Anti-Doping con suplementos?

Técnicamente, según las reglas de la FEI y Jockey Club, no se puede utilizar ningún producto que afecte al rendimiento del caballo. Los productos que contienen vitaminas están definidos como parte de la dieta base del caballo y no están incluidos, pero hay que tener cierto cuidado cuando se utilizan productos que contienen hierbas y los nutrocéuticos.

La FEI y Jockey Club están en continua búsqueda de nuevos test que sean capaces de encontrar con eficacia  los ingredientes de lo que consideran doping y por tanto prohibido, en las muestras de sangre u orina de los caballos. Y  avisan de sus nuevas capacidades de detección a los competidores. Por ejemplo, últimamente, se ha declarado la valeriana, que es utilizada como un calmante natural para el caballo, como sustancia prohibida para la competición internacional. Esto quiere decir que ya tienen una prueba que demuestra si el caballo ha recibido esta sustancia.

En este momento están buscando una manera de demostrar si el caballo ha recibido “Harpagophitum Procumbens” (conocida en ingles como “Devil’s Claw”), una hierba que se utiliza como analgésico natural, pero que todavía no ha entrado en el listado oficial de ingredientes prohibidos. La gran mayoría de los productos no proporciona ninguna garantía especifica y sólo avisan que según sus conocimientos, el producto no contiene ninguna sustancia que puede dar positivo en una prueba anti-doping.

¿Cuáles son las Vitaminas que pueden Llegar a ser Tóxicas?

Es difícil llegar a dañar al caballo aumentando su nivel vitamínico hasta niveles tóxicos. La gran mayoría de las vitaminas y proteínas simplemente se eliminan en la orina sin ningún problema. Pero hay que tener cierto cuidado de  que no aumente radicalmente el nivel vitamínico de algunos nutrientes comunes.

Por ejemplo:

  • Para las yeguas gestantes, el nivel correcto de Calcio es de suma importancia, Hace falta un nivel correcto para asegurar el desarrollo ósea del feto, pero si se proporciona demasiado calcio puede contribuir a una falta en la producción de leche cuando nazca el potro.
  • Se sabe que la dosis de Selenio no debe estar por encima de 0,5mg/Kg. o 1mg por cada 100 Kg. de peso corporal. El exceso de selenio es quizá lo que más se da, por el hecho de que muchos suplementos lo incluye en su fórmula. Los signos de exceso de selenio son los siguientes: Una cojera que puede parecer laminitis, un pelo sin brillo y seco y la inflamación de la corona, ceguera.
  • El Hierro en exceso es eliminado en la orina, por lo que no representa ningún problema de toxicidad.  Sin embargo, los suplementos para mejorar los resultados de sangre que contienen hierro están de moda y podría ser que aún logrando mejorar los análisis,  causara deficiencia de otros minerales. Su dosis debe mantenerse a los niveles recomendados por la NRC (40mg/Kg. materia seca)
  • La Vitamina A en altas dosis puede llegar a estresar los riñones del animal y en realidad es más común que falte en la dieta. Esto es debido a que la vitamina A es fácilmente disponible si el caballo recibe pasto o forraje de calidad. Los signos de que el caballo ha recibido demasiada vitamina A también son los siguientes: falta de capacidad de producir mocos, aumento en el riesgo de padecer infecciones, ceguera nocturna, una cantidad excesiva de lagrimas, reduce la velocidad de crecimiento, reduce la fertilidad y eficacia de procreación. Afortunadamente la dosis que es toxica para el caballo es bastante grande así que el problema no surge a menudo.  La NRC ha propuesto un nivel máximo seguro de 16,000 IU de vitamina A por Kg. de dieta seca por día.
  • Es difícil llegar a un nivel toxico por un exceso de Zinc debido una dieta incorrecta. Los excesos de zinc han sido asociados con contaminación de tuberías o agua. Los signos de una intoxicación por exceso de zinc son falta de flexibilidad, cojera e inflamación en las articulaciones.
  • Se han encontrado algunos casos de caballos que han recibido demasiada Vitamina D, pero normalmente esto no está asociada con lo que le ha proporcionado su dieta en suplementos sino por ingerir alguna planta salvaje, p.e. “Cestrum diurnum” – (jazmín salvaje) El caballo que ha recibido un exceso de Vitamina D deja de comer y pierde peso, bebe y orina en cantidades excesivas, y padece una calcificación de los riñones. La NRC sugiere que un aporte de 50 veces por encima de los requisitos designados puede ser tóxico.
  • La Vitamina K puede proceder de dos fuentes y  no se han encontrado casos de exceso de la variante que procede de plantas verdes (filoquinone), pero si se han encontrado de la variante en forma microbial (menaquinone) a 1000 veces el requisito nutricional publicado.

Tabla de Requerimientos Nutritivos Diarios

Escrito por

Coby Bolger HORSE1 - SPILLERS www.horse1.es

Documentación y Información:

Medications & Suplementos for the Horse – David W. Ramey, D.V.M.

Advances in Equine Nutrition – J.D. Pagan Ph.D – Kentucky Equine Research

Isabel Stewart - Equivite Supplements

Pat Harris; MS PhD, DipECVCN MRCVS – Waltham Centre for Pet Nutrition

Publicado en la Revista Ecuestre Junio 2004

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.