facebook twitteryoutube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
 x 

Carro vacío

El caballo mayor

- Pautas básicas de alimentación -

¿A qué edad se considera mayor un caballo?.- La respuesta es distinta para cada caballo. Algunos caballos parecen viejos y débiles a los 15 años, otros están atléticos todavía de los 20 en adelante. Al igual que ocurre con los humanos, algunos factores como el historial médico, el uso que se le ha dado, el cuidado recibido, la conformación y la genética, influyen en la condición y el bienestar general del caballo en edad avanzada. Como regla general, los caballos entran en la edad dorada a partir de los 16 años. Aunque hay caballos que viven 30 o incluso 35 años, en general se considera viejo a un caballo que tenga veintitantos. Los ponis a menudo tienen una esperanza de vida mayor que los caballos.

No se puede comparar a ciencia cierta la edad humana con la equina. Se estima que un caballo de 20 años de edad es equivalente a una persona de 55 años en adelante, y un caballo de 30 años de edad podría compararse con una persona de 80 años en adelante.

Pautas básicas de alimentación

Digestión . Cuando los caballos se acercan a una edad avanzada, su capacidad para digerir proteínas, fibra, vitaminas y minerales disminuye. Se recomienda proporcionar abundante heno suave y un pienso especializado de alta calidad, con proteínas fácilmente digeribles. Si mantiene bien su peso con la ración habitual, conviene aumentar el nivel vitamínico con un suplemento, pero si no hay manera de engordarlo, hay muchos piensos especialmente formulados para satisfacer las necesidades del caballo en edad avanzada. Contienen proteínas más digestibles y también probióticos que facilitan la absorción de nutrientes. No se debe permitir que el caballo mayor adelgace demasiado ni que esté demasiado gordo. Además, se debe proporcionar siempre agua limpia a la que debe tener un acceso libre e ilimitado.

Condición dental . Llevar a cabo un riguroso cuidado dental es importante para todos los caballos, pero juega un papel importantísimo en el caballo viejo. Ya que sabemos que su sistema digestivo no tiene el mismo nivel de encimas que un caballo más joven, hay que facilitar su masticación y producción de saliva para que pueda digerir bien los alimentos.

Apetito . Si el caballo no come sea cual sea la dieta ofrecida.- Los caballos más viejos pueden ser comedores exigentes, resistiéndose a los cambios o negándose a comer lo que les ha gustado toda la vida. Los nuevos cambios introducidos en la dieta deben hacerse gradualmente, permitiendo que el sistema digestivo del caballo se adapte al nuevo tipo de comida o heno. Nunca se debe ofrecer pienso o heno polvoriento o con moho a los caballos. Si se aburre de su comida habitual, intente con otras presentaciones de alimentos, si comen normalmente un pienso en forma de granulado, ofrézca una mezcla o un chaff para darle una pequeña alegría e incitarle a comer.

Alimentación del caballo mayor por debajo de su peso ideal

Los propietarios de caballos deben ser capaces de sentir las costillas de un caballo al palpar con la mano, pero no deben poder verlas marcadas en el pelaje. Los caballos que tienen las caderas y costillas visibles probablemente necesiten un cambio en su alimentación. Los pasos a seguir para intentar mejorar el manejo de estos caballos deben estar dirigidos a aumentar el tiempo de pasto o alimentar con más cantidad de heno o con heno de mayor calidad o posiblemente con un porcentaje de alfalfa más alto. Aumentando la ración de cereal o añadiendo pulpa de remolacha, salvado de arroz o aceite vegetal a la ración habitual, se puede ayudar al caballo a ingerir más calorías diarias. También, se sugiere dividir la ración diaria en varias de no más que 2,5 Kg . por ración. Además, pesar al caballo o utilizar una cinta de equivalencias de peso de forma regular, puede ayudar a recuperar el peso perdido en las primeras etapas.

Cuando se calcula si está gordo o no, hay que tener cierto cuidado, porque el caballo mayor que ya no trabaja, puede almacenar grasa de manera distinta a un caballo en trabajo. Tenga presente también la pérdida de tono muscular que puede darse en algunos caballos en edad avanzada, sobre todo en yeguas gestantes. Algunos de estos animales tendrán marcados los huesos (sobre todo la cruz y las costillas), pero todavía tendrán mucha carne sobre su cuello y caderas, así que realmente no están por debajo del peso ideal. Por lo tanto, a la hora de estimar la condición de los caballos mayores, hay que evaluar al caballo por completo, para asegurarse si realmente están por debajo de su peso ideal. Si tiene dudas sobre si el caballo debe ganar peso o no, pregunte a su veterinario.

Alimentación del caballo mayor con sobrepeso

Los cambios en el metabolismo del caballo relacionados con la edad, disminuciones en el entrenamiento, el ejercicio y otras condiciones de salud, pueden hacer que los caballos más viejos se hagan demasiado pesados. El sobrepeso pone a prueba el corazón, el sistema respiratorio y las articulaciones artríticas.

Los pasos para reducir el peso del caballo con sobrepeso incluyen un ejercicio adecuado y tolerado por el caballo, usar un bozal si hay mucha hierba en el pasto, y utilizar heno de prado en la alimentación en vez de la alfalfa. Muchos caballos demasiado pesados no necesitan las calorías de un pienso, pero si necesitan un complemento de vitaminas y minerales. Se les puede dar una dieta de forraje y un suplemento con las vitaminas y minerales necesarios sin sobrecargar así la energía aportada.

Cantidad de ejercicio

En general, se debe animar al caballo a hacer todo el ejercicio que sea capaz de tolerar. En la mayoría de los casos, es preferible que esté pastando suelto en el campo, teniendo cuidado de que ningún otro caballo más joven le agobie. Si le trabaja montado, el calentamiento y enfriamiento son esenciales. Los caballos más viejos pierden fuerza muscular y condición física, por lo que el programa de ejercicio de cada caballo debería estar adaptado a la condición de cada uno. Mientras un caballo joven a veces puede estar sin hacer ejercicio durante toda una semana y realizar un ejercicio algo intenso durante el fin de semana sin efectos adversos, este programa probablemente provocaría rigidez, dolor o consecuencias más serias para los caballos viejos y con baja condición física.

Otros consejos importantes para el cuidado del caballo mayor

Chequeos diarios . Como con cualquier caballo, los caballos más viejos deben pasar revisiones a diario. Se le debe limpiar y asegurar que no tenga heridas, cambios de peso y problemas con los dientes o cascos.

Acceso al pienso, heno y agua . Los caballos más viejos a menudo terminan comiendo los últimos dentro de una manada, ya que los animales más jóvenes bloquean las provisiones de heno y agua. A los caballos mayores hay que dejarlos sueltos en sus propios prados, junto con uno o dos caballos más o que estén separados pero a la vista del resto de animales, permitiendo que tomen una cantidad adecuada de heno y comida.

Regulación de temperatura . Los caballos viejos pueden tener frío más fácilmente que los caballos jóvenes, no solo por su delgadez corporal sino porque los caballos más agresivos pueden impedirles tener acceso a un refugio donde cobijarse del frío. Las soluciones pueden ser desde poner una manta al caballo, ponerlo en un box cuando haga mucho frió o de noche, o simplemente un aumento de la ración de heno. Cuando hace calor y las temperaturas son muy altas, el acceso a un área ventilada protegida del sol ayudará a prevenir el recalentamiento.

Cuidado veterinario habitual . Los propietarios deberían programar un "chequeo veterinario" al menos una vez al año. Como parte del examen, un veterinario puede hacer pruebas de sangre para determinar que la tiroides funciona, así como otras indicaciones de salud. Los caballos mayores también tienen que estar al corriente de las vacunas y desparasitaciones necesarias, aun cuando ellos no viajen a concursos, y por lo tanto no estén expuestos a otros caballos. Compruebe con su veterinario cuál es la protección necesaria en su zona.

Cuidados del casco . Debido a que los animales más viejos no llevan a cabo un entrenamiento intenso ni viajes de forma regular, los propietarios en muchas ocasiones se saltan las citas con el herrador. Sin embargo, eso no es lo correcto ya que estos animales tienen que tener un programa regular de herrado independientemente de la actividad realizada.

Los caballos con los cascos demasiado largos son más susceptibles de padecer problemas, como el síndrome del navicular del caballo que podría aliviarse con un ángulo apropiado del casco. El síndrome de Cushing y otros desórdenes metabólicos a menudo se unen a la Laminitis , y un cuidado regular del herrado puede hacer que los caballos que padecen estas enfermedades estén más cómodos. Si el caballo está totalmente fuera de trabajo y vive en un pasto, se le puede dejar descalzo totalmente, o si no aguanta, dejarlo descalzo de pies solamente. Aun estando descalzo, el herrador le debe echar un vistazo cada dos meses para repasar, dar forma a su casco y asegurar que todo está bien.

Manejo del dolor crónico . Los caballos mayores pueden sufrir de artritis, úlceras gástricas, enfermedad del navicular y otras condiciones que producen un dolor crónico. Tratar con el dolor puede afectar al apetito y hacer que los caballos pierdan peso. Por lo general, un veterinario puede diagnosticar y tratar la causa del dolor crónico. Además, como algunas medicinas pueden afectar a la función de los riñones y órganos digestivos, se sugiere la dirección de un veterinario.

Mantenimiento . Los caballos más viejos pueden reaccionar mal a los cambios en general: un pasto diferente, introducción de nuevos caballos, variaciones en el personal o en la dieta. Estos cambios pueden trastornarlos bastante provocando una disminución en el apetito. Por ello, lo recomendable sería reducir los cambios tanto como sea posible, así como tratar a los caballos con cuidado los días posteriores al cambio.

Nuestros caballos mayores en muchas ocasiones son nuestros caballos más queridos. Hay que recordar los buenos momentos que nos dieron y darles un retiro merecido. He visto caballos tan famosos como el Ennio de Fernando Sarasola o el Charisma de Mark Todd felices en sus prados, paseando en el caminador para mantener su forma física o incluso dando un paseito o un saltito de vez en cuando. Están mimados y cuidados ¿Soñarán con sus días pasados?.... ¡Disfrutemos junto a ellos soñando con sus días de competición!

PRODUCTOS HORSE1 PARA TU CABALLO MAYOR

Escrito por:

Coby Bolger - Horse1 - Centro de Nutrición Equina

Author: Coby BolgerWebsite: http://www.linkedin.com/pub/coby-bolger/1b/871/883Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directora General Horse1 S.L.
About
Coby es nutricionista equina y jinete internacional de Concurso Completo de Equitación habiendo participado en numerosos concursos internacionales en toda Europa. Actualmente trabaja en la investigación y mejora de la nutrición equina e imparte clinics y clases sobre nutrición y entrenamiento.